• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Entre las ventajas de la reforma está la portabilidad para que usuarios decidan con quien llevan sus cuentas.

Si bien es cierto que uno de los objetivos de la Reforma Financiera, que se promulgó en 2014, era incrementar la cobertura de los servicios bancarios, la penetración de la banca al cierre de 2015 estaba estimada en 34 por ciento, lejos de la meta del Gobierno federal de 40 por ciento al cierre de la administración.

Y es que de acuerdo con un estudio de la consultora KPMG, se prevé que para entonces la penetración bancaria se encontrará en rangos de 37 a 38 por ciento, por debajo de la meta oficial.

  • El dato: 13 iniciativas contempla la Reforma Financiera

No obstante, para la Asociación de Bancos de México (ABM), la Reforma Financiera ha sido un gran acierto para la actual administración, toda vez que ha tenido grandiosos resultados, como un crecimiento del sector a doble dígito.

“Pensamos que ha tenido estupendos resultados. De hecho, el haber mantenido los ingresos el gobierno, a pesar de la caída de los precios del petróleo, no hubiera sido posible si no se hubiera llenado ese hueco, y ese hueco fue captación adicional de ingresos, en buena parte producto de la Reforma Financiera”, dijo Marcos Martínez Gavica, presidente de la ABM.

El estudio de KPMG señala que para que la reforma siga teniendo buenos resultados, es necesario que la banca facilite la contratación de créditos, así como el costo, principalmente para pequeñas y medianas empresas, aunado a generar mayores avances en la banca digital, para facilitar el acceso a servicios financieros.

En este sentido, los banqueros aseguran que hay sectores donde el crédito es prioritario, como la banca de Pymes, la cual, de acuerdo a sus estimaciones han venido creciendo alrededor de 20 por ciento, lo que la coloca en la cartera más importante para el sector.

“Entendemos que hay sectores donde es prioritario para el desarrollo del país, por el empleo que se genera y por las necesidades más difíciles de entender al crédito, por ejemplo, las Pymes; pero hemos venido creciendo al 20 por ciento en los últimos años. Sí hemos crecido al doble dígito en la cartera en general, en las PyMES es donde más hemos repuntado”, señaló.

En materia de crédito, el estudio señaló que la cartera ha mostrado un crecimiento constante en cada tipo de crédito, principalmente en sus carteras empresariales, de consumo y vivienda.

Asimismo, aunque el sector bancario refirió que hay un gran número de instituciones bancarias en el país, lo cual genera competencia en el sector, al cierre del 2017 habían 48 instituciones bancarias, contra 46 registradas en 2013, lo cual no representa un incremento considerable; no obstante, asegura que la oferta de traspaso de saldos de créditos al consumo, la movilidad de hipotecas y el abanico de productos financieros ofrecidos por las fintech, serán cada día más comunes. dado el crecimiento de las tecnologías, lo cual será otro tema que atender.

Compartir