• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Construcción de edificios. Foto: Especial
Construcción de edificios. Foto: Especial

Expertos en política urbana y movilidad alertaron que la dinámica inmobiliaria de la capital apunta a la expulsión de la población económicamente menos favorecida ante la poca oferta de vivienda asequible en las zonas centrales, e indicaron que según ONU-Hábitat la Ciudad de México se encuentra entre las metrópolis más excluyentes en América Latina.

En este contexto, los especialistas resaltaron que la llegada de un nuevo gobierno local representa una oportunidad única para cambiar el estado del desarrollo urbano en la ciudad, por lo que es indispensable promover un marco regulatorio eficiente para la construcción de vivienda, infraestructura adecuada y poder generar así asequibilidad en el mercado inmobiliario para población de diferentes segmentos económicos.

Convocados por la asociación civil Mejor Ciudad, coincidieron en lo anterior Gene Towle, director de Softec, especialista en investigación del sector inmobiliario; Ignacio Kunz, del Centro de Investigaciones en Arquitectura, Urbanismo y Paisaje de la Facultad de Arquitectura de la UNAM; ambos miembros del consejo consultivo del organismo, presidido por Janet Luna.

Asimismo, Dolores Franco, presidenta del Colegio de Urbanistas, y Jorge Macías, director de Desarrollo Urbano y Accesibilidad del World Resources International.

Gene Towle apuntó que el último trimestre de 2017 se reportó en la Ciudad de México una disminución de 8.4 por ciento en la oferta de vivienda nueva terminada, así como una reducción de 3.5 por ciento en las unidades en inventario y 0.8 por ciento en el número de proyectos, mientras que los precios han tenido un incremento de 32 por ciento en el mercado medio y residencial.

En su oportunidad, Dolores Franco consideró que el fenómeno de exclusión de habitantes de la Ciudad de México obedece en gran medida a factores como la dificultad y lentitud para gestionar permisos y licencias, así como a la complejidad de la norma en materia de obtención de permisos, lo que promueve la especulación en tierra e incrementa los costos.

Compartir