• Tamaño de fuente: A  A  A  A  

Los seis partidos políticos nacionales que mantendrán su registro —PAN, PRD, Morena, PRI, Movimiento Ciudadano (MC) y Partido del Trabajo (PT)— aún tienen una deuda acumulada de 577 millones 289 mil pesos derivada de diversas multas de 2017 y 2018 por afiliaciones indebidas, mismas que serán sumadas a los más de 329 millones de pesos que este lunes dé a conocer el Instituto Nacional Electoral (INE), por el mal comportamiento que asumieron en  las campañas de la pasada jornada electoral.

Para hacer efectivo su cobro, el INE restará el monto de sus adeudos del financiamiento público que le otorga a cada partido mensualmente para el sostenimiento de sus actividades ordinarias.

El dato:

  • Lorenzo Córdova presentará el miércoles el “Informe sobre la democracia mexicana en una época de expectativas rotas”
  • 278 Millones de pesos adeudaban los partidos hasta julio

Hasta julio los partidos adeudaban: PRI, 278 millones 752 mil 29 pesos; PRD 99 millones 311 mil 770 pesos; PT, 80 millones 276 mil 519 pesos; Verde Ecologista de México (PVEM), 64 millones 636 mil 996 pesos; MC, 49 millones 532 mil 483 pesos; PAN, dos millones 673 mil 492 millones de pesos, y Morena, dos millones 104 mil798 pesos.

Además, de enero a junio de este año los partidos ya pagaron 455 millones 247 mil pesos, mismos que fueron destinados al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología.

Las deducciones efectuadas a los partidos en el presente año fueron: PAN, 170 millones 928 mil pesos; PRI, 14 millones 838 mil pesos; PRD, 27 millones 24 mil pesos; PT, 57 millones 167 mil pesos; PVEM, 66 millones 842 mil pesos; MC, 16 millones 323 mil pesos; Nueva Alianza (Panal), 10 millones 660 mil pesos; Morena, 67 millones 56 mil pesos y Encuentro Social (PES), 24 millones 405 mil pesos.

Respecto a los adeudos que tienen PES y Panal, institutos políticos que perderán el registro, las ministraciones correspondientes a su financiamiento público a partir del mes de agosto serán depositadas en cuentas administradas por un interventor designado por la Comisión de Fiscalización para ese fin.

Al perder el registro, el financiamiento de ese periodo (agosto a diciembre) se utilizará para la liquidación del partido. La Comisión de Fiscalización está en espera de la resolución final del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), en la que dé a conocer los resultados finales, por lo que de manera inmediata designará a un interventor responsable del control y vigilancia directos del uso y destino de los recursos y bienes del partido de que se trate.

A partir de su designación, el interventor tendrá las más amplias facultades para actos de administración y dominio sobre el conjunto de bienes y recursos del partido político, por lo que todos los gastos que realice el instituto deberán ser autorizados expresamente por el interventor. No podrán enajenarse, gravarse o donarse los bienes muebles e inmuebles que integren el patrimonio del partido político. 

Las ministraciones de financiamiento público aprobadas por el Consejo General pendientes se depositarán a la cuenta que queda bajo administración del interventor, desde la cual se cubren las obligaciones fiscales que correspondan y se atienden otras obligaciones contraídas con proveedores y acreedores del partido político en liquidación, aplicando en lo conducente las leyes en esta materia. Si quedasen bienes o recursos remanentes, los mismos serán adjudicados íntegramente a la Tesorería de la Federación.