• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Los inmuebles, ubicados en Odontología 57, Copilco Universidad. Foto: Especial

Andrés Manuel López Obrador, candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia, sigue siendo dueño de los dos departamentos ubicados en la delegación Coyoacán que, según él, hace 13 años heredó a uno de sus hijos. Así lo constata el Registro Público de la Propiedad (RPP), en el que hasta el día de hoy se reconoce al tabasqueño como propietario; sin embargo, ninguno de estos bienes aparece en su declaración 3de3.

Se trata de los inmuebles 301 y 302 de la calle Odontología número 57, en el fraccionamiento Copilco Universidad, registrados ante el RPP con números de folio real 613504 y 613505, mismos que fueron consultados y sellados apenas ayer.

La declaración patrimonial de Andrés Manuel fue presentada el 8 de octubre de 2016 y ninguno de esos departamentos fueron reportados, ni en ese momento ni en el actual proceso electoral.

Aunque el documento indica que el primer departamento, el 301, tuvo un costo inicial, en enero de 1988, de 556 mil pesos y que el 302 valía 541 mil, en un cálculo realizado por La Razón sobre el precio promedio mínimo actual del metro cuadrado en esa zona, que ronda los 17 mil 299 pesos, cada uno de los departamentos de AMLO (con 76.14 m2) costaría hoy, por lo menos, un millón 317 mil 160 pesos.

Gráfico: La Razón de México

Precisamente fue en 2016 cuando el tema de esas propiedades salió a la luz, cuando el diario estadounidense The Wall Street Journal reveló que el tabasqueño no había incluido en su declaración pública de bienes los referidos inmuebles.

Sin embargo, siete meses más tarde, el abogado del morenista, quien también es su sobrino y hoy candidato a la gubernatura de Tabasco, Adán Augusto López Hernández, envió unos documentos a ese diario para explicar que en 2005 los departamentos habían sido transferidos a los hijos de su tío.

Según los estatutos de Morena, se prohíbe a sus militantes incurrir en los vicios de la política actual: “influyentismo, amiguismo, nepotismo…”, pues su líder considera que son parte de la corrupción”.

Aprovecho de una vez para decirle que no tengo tres departamentos a mi nombre; si existiesen esos tres departamentos a mi nombre, se los regalo al señor Meade”

Andrés Manuel López Obrador

Candidato presidencial

En la querella enviada en noviembre de 2016 a The Wall Street Journal se señala: “Mediante la escritura 22,441, volumen CCCXLI, pasada ante la fe del licenciado Adán Augusto López Hernández, notario público veintisiete de Villahermosa, Tabasco, se hizo constar la donación que realizó el suscrito (López Obrador) a favor de Andrés Manuel López Beltrán, de la parte proporcional que le corresponde como copropietario de los departamentos”.

Con ello, el exjefe de Gobierno argumentó que ya no es copropietario, junto con su finada esposa, Rocío Beltrán, de los dos departamentos en Copilco, pues a la muerte de ella, en 2003, se promovió un juicio sucesorio intestamentario en el que quedaron como herederos de 50 por ciento de las propiedades sus tres hijos: José Ramón, Andrés Manuel y Gonzalo Alfonso López Beltrán. Mientras, la otra mitad fue para el candidato presidencial.

En la escritura que resultó de la gestión del notario sobrino de AMLO se señala también que el dirigente de Morena entregó a su hijo Andrés la parte que le tocó de los departamentos.

  • El Dato: En su 3de3 de 2016, AMLO no reportó bienes muebles e inmuebles e indicó que cobraba en Morena 50 mil pesos al mes.

Sin embargo, 13 años después y tras revisar el registro, el tabasqueño sigue apareciendo como propietario, debido a que, según su equipo de campaña, la cesión de derechos a sus hijos sigue en litigio.