Draft de políticos en campaña

ENTRE COLEGAS

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

Conforme se van acercando las fechas en que partidos y coaliciones deberán registrar candidatos a cargos de elección popular, tales como senadurías, diputaciones federales, gubernaturas, diputaciones locales, alcaldías, regidurías y sindicaturas, se ha observado una realineación de políticos que renuncian a sus siglas de origen o de última pertenencia, buscando integrarse a otros proyectos que les maximicen la probabilidad de alcanzar un cargo. Como esas convenciones en las que cambian de equipo los atletas profesionales que practican deportes de conjunto, los políticos mexicanos están en un draft de último minuto, esperando colocarse. Algunos comentarios al respecto.

Los efectos de la regla de la reelección. Hay que tomar en cuenta que las curules federales que están en juego el 1 de julio son particularmente codiciadas, ya que serán los primeros diputados y senadores que podrán reelegirse consecutivamente —respectivamente en 2021 y 2024—hasta por un máximo de doce años. En el ámbito local, en cambio, se habilitó la reelección inmediata para diputados y munícipes desde la promulgación misma de la reforma de 2014 (en este caso sin la necesidad de dejar pasar un periodo de por medio), pero también es apenas ahora cuando se empezarán a apreciar los resultados de esa nueva regla, con la posible primera reelección consecutiva de alcaldes y diputados locales en distintos puntos del país. De ahí que obtener un cargo electivo el 1 de julio resulta particularmente relevante para aquellos políticos a los que el horizonte temporal se les amplía por la posibilidad de ser reelectos.

Encargos inconclusos. Una molestia generalizada que se da entre la opinión pública y el electorado es la separación anticipada del cargo de los políticos que dejan inconcluso el puesto para el que habían sido electos, para buscar colocarse en otra posición política (“chapulines”, les dicen algunos). Eso ha sido la regularidad en el país. Habría que estudiar si sería conveniente alguna otra modalidad. Por ejemplo, que se les permitiera hacer campaña para el cargo futuro sin tener que renunciar al cargo presente. En el extremo, también se podría optar por impedir legalmente, de plano, que un funcionario electo se postule a un nuevo cargo si no ha concluido por completo el mandato que está desempeñando.

Agradecimientos. En un día como hoy, hace cinco años, apareció mi primera colaboración regular en La Razón de México. Meses antes publicaron una extensa nota que escribí en homenaje a Alonso Lujambio, con motivo de su fallecimiento. No puedo dejar pasar esta oportunidad para agradecer nuevamente a la familia Garza (principalmente a los Ramiros, padre e hijo), así como a Rubén Cortés, Pablo Hiriart, Adrian Castillo y Mario Navarrete, por la oportunidad que me brindaron y el irrestricto apoyo que desde entonces me han proporcionado para desarrollar nuevos proyectos a lo largo de este primer lustro, como el caso de TintaITAM y sus derivaciones. Para mí es un orgullo enorme y un gran compromiso pertenecer a esta casa periodística y a este gran equipo de trabajo.

Horacio Vives Segl

Horacio Vives Segl

Licenciado en Ciencia Política por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y doctor en Ciencia Política por la Universidad de Belgrano (Buenos Aires, Argentina). Profesor y director del Centro de Estudios Alonso Lujambio en el Departamento Académico de Ciencia Política del ITAM. Miembro del Sistema Nacional de Investigadores. Autor de diversos libros y artículos sobre elecciones, política latinoamericana y política mexicana, publicados en medios académicos y de divulgación en México y en el extranjero. Analista político.
Horacio Vives Segl

Latest posts by Horacio Vives Segl (see all)

Compartir