• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
El tramo de la cola del saurópodo fue vendido el 18 de enero. Foto: Especial

El gobierno marroquí puso en duda la autenticidad de la cola de dinosaurio, que la casa de subastas Morton vendió a un comprador anónimo en 1.8 millones de pesos, la semana pasada.

En un comunicado, el Ministerio de Minas y Energías de Marruecos, que tiene a su cargo el cuidado del patrimonio fósil, explicó que oficialmente no se realizan excavaciones en la zona del Atlas y que el último saurópodo encontrado en esa zona fue el Atlasaurio Imelakie, en 1979, por lo que la pieza vendida en México puede ser falsa o parcialmente falsa.

  • El Dato: Se considera patrimonio cultural los objetos o bienes que dan cuenta del testimonio o la identidad de determinada cultura.

“Si las vértebras provienen realmente de Marruecos, como lo asegura la galería, esta cola de saurópodo se ha debido recomponer mediante el ensamblado de vértebras encontradas por separado y sin proceder de la misma especie, que han sido juntadas por un marchante” de fósiles, precisaron en el escrito.

Las autoridades abrieron una investigación para determinar si los restos fueron sacados del país de forma clandestina y en caso de que exista alguna anomalía con los certificados de exportación, el gobierno activará el procedimiento para cancelar la venta y repatriar la pieza.

Por primera vez Morton ofertó una pieza similar, el objetivo era que parte de los recursos se destinaran, a través de la Fundación Bancomer, a un proyecto de reconstrucción de escuelas afectadas por el sismo del pasado 19 de septiembre en los estados de Puebla, Chiapas, Oaxaca y la Ciudad de México.

Al respecto la casa de subastas explicó a La Razón que originalmente el fósil se encontraba en manos de Pietra Gallery, quien la compró en Estados Unidos y que hasta el momento no existe ninguna anomalía ni en los certificados de autentificación ni en los de exportación.

“Nosotros fuimos un intermediario en la venta, pero revisamos los documentos de la pieza y todo estaba en regla. Sabemos que Pietra Gallery la adquirió en Utah”, comentó Eduardo López Morto, gerente de consignaciones de Morton. 



La transacción

  • La pieza fue vendida a un comprador anónimo por 1.8 millones de pesos de los cuales destinarían 400 mil pesos a la reconstrucción de escuelas dañadas por el sismo del 19 de septiembre.
  • De acuerdo con la información proporcionada por Morton, para restaurar la pieza fósil se necesitaron cerca de 300 horas de trabajos de limpieza y conservación.
  • La adquisición de la pieza la gestionó un laboratorio de Estados Unidos y posteriormente fue comprada por Pietro Gallery, que adquirió la pieza a un laboratorio de Utah.
  • La pieza tendría el 60 por ciento del hueso original de este saurópodo, que según los científicos llegó a tener un peso de 22 toneladas y una altura de nueve metros.
  • Morton sólo tuvo bajo su responsabilidad la catalogación, valuación y registro fotográfico.

Abren investigación

  • El gobierno marroquí precisó en un comunicado que la última expedición oficial que se realizó en las Montañas Atlas fue en 1979. En dicha expedición se hallaron los huesos del saurópodo bautizado como Atlasaurio Imelakie, pero desde entonces no han habido más excavaciones.
  • Las autoridades sugirieron que las vértebras de las que está integrada la osamenta pudieron haber sido encontradas por separado y que no corresponden a la misma especie.
  • Informaron que en Marruecos jamás se ha encontrado una cola completa del Atlasaurio.
  • La Direccción de Geología del país aseguró que no ha extendido ningún permiso favorable a la exportación de especímenes juzgado como patrimonio, entre ellos las vértebras fósiles.
  • En caso de que se encuentren anomalías en los documentados solicitará al gobierno mexicano la cancelación de la venta.


López Morton precisó que Pietra Gallery fue la encargada de gestionar la compra de la pieza y que los certificados de autentificación están en su poder. Hasta el momento la casa de subasta no ha tenido contacto con las autoridades marroquíes. 

En ese sentido el director de la galería especializada en fósiles comentó que la cola del dinosaurio se compró en Estados Unidos en 2017, y que tras la venta la empresa emitió una factura y un pedido de importación a México.

Por otra parte, el gobierno de Marruecos expuso que no se puede tratar de una pieza cien por ciento original, porque  “nunca se ha hecho en Marruecos ningún descubrimiento de cola completa de saurópodo, y el hecho de que el ‘Atlasaurio’ sea el ‘abuelo’ de todos los saurópodos (sirve para) dar un barniz comercial suplementario”, añadió.

Por último, el ministerio recordó  que la Dirección de Geología “no ha dado ningún permiso favorable a la exportación de especímenes juzgados de valor patrimonial, entre ellos las vértebras fósiles”.

Marruecos, un país muy rico en patrimonio paleontológico, se ha lanzado en los últimos años a combatir la venta en distintos puntos del mundo de piezas fósiles presentadas como procedentes de Marruecos, argumentando en la mayor parte de los casos que salieron del país de forma ilegal.

No es la primera vez que el gobierno de ese país inicia una batalla para combatir el tráfico de lo que denomina patrimonio cultural y recuperar sus tesoros históricos. En abril de 2017, Marruecos logró la restitución de un esqueleto de dinosaurio marino de 66 millones de años, el cual se vendía en una subasta en París, pero poco tiempo después fue retirado por la denuncia de una asociación que exigía que el fósil fuera repatriado.

Compartir