• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Foto: Cuartoscuro

Alfonso Durazo Montaño, candidato de Morena al Senado de la República, reconoció que compró un inmueble ubicado en Bahía de Kino, Sonora, pero no a Amado Carrillo Barragán, hijo del difunto narcotraficante Amado Carrillo Fuentes, El Señor de los Cielos.

En una entrevista radiofónica,  quien había sido anunciado como eventual secretario de seguridad pública, en caso de que López Obrador gane los comicios de julio, señaló que la propiedad, con clave catastral 360022090002, y registro público de la propiedad 203865, la compró a Gabriel Mendoza Gutiérrez, y aseguró que no teme a ser investigado por lavado de dinero porque que no tiene nada qué ocultar.

“Se trató de una operación de buena fe, con dinero lícito y frente a notario público”, apuntó.

  • El Dato: En 2003, el entonces presidente Vicente Fox designó a Alfonso Durazo como su vocero. Renunció un año después.

Durazo Montaño, uno de los hombres más cercanos al tres veces candidato presidencial de izquierda, aseveró que “la operación no se realizó con ningún Amado Carrillo Barragán. La operación se realizó con Gabriel Mendoza Gutiérrez, quien presentó un documento notariado con poder sobre el inmueble en función, y un servidor, en calidad de comprador único”.

De acuerdo con la información revelada en días pasados, el inmueble, con escrituras a nombre de Amado Carrillo Barragán, fue adquirido en febrero de 2012 a través de la inmobiliaria Alta Sierra, de la cual Durazo se ostentó como administrador único y director general, y por la cual pagó 2 millones de pesos.

Al respecto, aclaró que la casa no es suya, sino que en esa operación sólo fungió como representante de dicha empresa junto con otros de sus socios, e invitó a que le hagan una investigación pues, reiteró, no oculta nada.

Asimismo, atribuyó estos ataques a sus recientes críticas al gobierno de Sonora, al que calificó como el más corrupto del país pues, el notario que certificó la compra es un contralor del gobierno de Claudia Pavlovich.