El Cultural No. 171

Roberto Alifano aborda en Los mismos y el otro las afinidades entre el poeta lusitano Fernando Pessoa (1888–1935) y el narrador y poeta argentino Jorge Luis Borges (1899–1986): “Aunque no se dio en la realidad, nada nos impide ahora imaginar el encuentro de esos dos titanes de la poesía y la ficción. Es más, entrever ese diálogo nos crea una suerte de obligación. [...] ¿En qué íntima discusión se hubieran trenzado?”, especula el autor de El humor de Borges. Poemas de Cosme Álvarez y el ensayo El enigma de la literatura, de Federico Guzmán Rubio, sobre el libro de cuentos póstumos de Ricardo Piglia (1941–2017): Los casos del comisario Croce, complementan esta entrega. Y más...

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Borges, por Naranjo. Fuente: Twitter

Los mismos y el otro

Este ensayo abunda en el juego de espejos, afinidades y desdoblamientos que vinculan a dos figuras mayores de la literatura del siglo XX, cuyo influjo perdura en el aprecio de incontables lectores y escritores. Uno de ellos, el portugués José Saramago —Premio Nobel de Literatura en 1998— dilucidó esa relación de esta manera: “Pessoa, al igual que Borges, inventó todo; con la diferencia de que el segundo no tiene nada que ver con sus personajes, mientras que Pessoa no puede desprenderse de ellos porque los vive. Si Borges habla todo el tiempo del laberinto, Pessoa es el laberinto, aunque tal palabra no aparezca en sus libros”.
Ricardo Piglia (1940 o 1941-2017). Fuente: elespanol.com

El enigma de la literatura

El comisario Croce es un personaje que esconde (o no tanto) a su autor, Ricardo Piglia. Rescatado de la novela Blanco nocturno, es un enfermo de contar historias, de narrárselas a sí mismo y a otros con la finalidad de ensanchar la vida, más que de explicarla. Este ensayo aborda los cuentos del libro póstumo Los casos del comisario Croce, quizá no el título más celebrado del escritor argentino, pero sí uno que arroja nueva luz sobre su canon heterodoxo y sobre la potencia de su universo literario.
Maradona y la gloria de México 86. Fuente: tn.com.ar

Elogio del aguante

Diego Armando Maradona no es responsable de la educación moral de los niños ni de la imagen de Sinaloa como epicentro del narcotráfico, señala el autor de este ensayo ante la reciente llegada del futbolista en calidad de director técnico del equipo Dorados, lo que más bien refrenda la dimensión mitológica de su figura, sostiene. Esta se relaciona con el instinto popular y la posibilidad de ascenso social que representa; además —por supuesto— de su condición de ídolo que no admite medias tintas: al Pelusa se le ama o se le odia.
Foto: Hollywood Reporter

Amoeba Music

El corrido del eterno retorno
Fuente: m-x.com.mx

Expertos en la feria

El sino del escorpión
Foto: René Figueroa

El arte clown

Esgrima
Compartir