El Cultural No. 240

En lo que va del siglo, la literatura de mujer —no para mujeres y tampoco necesariamente feminista— se ha impuesto en el mundo con su cuota de rigor, oficio y talento. Antes estuvo presente en las letras universales, pero la contundencia de las voces femeninas ha logrado un auge sin precedente a nivel de lectoría y de interés por parte de editoriales, premios literarios y mercados. En las autoras de hoy se transparenta el trabajo de quienes las precedieron, que tampoco pidieron perdón ni permiso, como Clarice Lispector, Amparo Dávila y Mary Shelley, entre muchas. En este ensayo, Gisela Kozak analiza la narrativa que hoy producen plumas notables de nuestro idioma y continente.

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

Aquí puedes descargar la edición.

Karina Sainz Borgo (1982).

Escritoras y escrituras del siglo XXI

En el presente ensayo abordaré brevemente a algunas escritoras hispanoamericanas vinculadas entre sí a través del interés por la opresión y la dominación como...

Nuevo terror y el aullido de la libertad

La literatura de terror fue opacada por la realidad cotidiana, lo que, lejos de resultar tranquilizante, implicó el triunfo absoluto del terror sobre la...

Yo soy el Mandrake

Los hombres consagrados al mal tenemos virtudes viriles. Doy y recibo, dama o caballero, si se puede. Voy con todo. Las personas que topo...

Cuando la noche deviene amenaza

Podemos empezar con una verdad trillada: en la literatura no hay temas correctos ni incorrectos. Aunque hay varios críticos que quieren imponer su moralina,...

El cuchillo en la mochila

Fernanda tiene 18 años, quiere estudiar Medicina y convertirse en una neurocirujana prominente. Su vida no ha sido fácil, ¿la de quién lo es? Me...

Pancho Huele-Migra

Sonó el timbre. ¿No es así como arrancan la mayoría de las pelis porno? Era el repartidor de Mamazon. Ah, los vinyles que pedí....

Black Sabbath: Heavy Metal

El viernes 13 de febrero de 1970 apareció el disco debut con la canción del grupo que cambió el curso del rock: Black Sabbath....

Los territorios de Santiago Arau

Desde el siglo XIX, cuando el paisaje irrumpió en la historia del arte como un género por derecho propio, imágenes de montañas, valles, lagos...

Compartir