El Cultural No. 250

Comentarios sobre la broma, la burla y el acontecer de la risa suscriben el dosier de este número. Tres acotaciones: Woody Allen: un elefante en la sala, de Sergio Zurita; Humor judío: del chiste a la queja, de Dalia Perkulis; y La Invención de la risa, de Roberto Alifano. “Allen dice que se siente un autor de tragedias atrapado en un comediógrafo: el antiChéjov. Dice que quisiera jugar en la liga de O’Neill, Arthur Miller y Tennessee Williams, pero le falta talento. Difiero: O’Neill se habría sentido orgulloso de Interiores, y tanto Miller como Williams le dijeron, en su momento, cuánto les gustaba su trabajo como cineasta”, glosa Zurita. / José Woldenberg presenta una breve exégesis de El Bulto, la emblemática película de Gabriel Retes (1947–2020). Y más...

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Un elefante en la sala

Un elefante en la sala

Hay una fuerza transgresiva y liberadora, capaz de reconciliarnos —así sea de manera fugaz— con un principio de realidad que no suele satisfacer nuestros deseos. Se trata de la puerta del humor: esa potencia corrosiva que vuelve irrisorios tanto los usos del poder como los inconvenientes de la vida diaria. Durante más de medio siglo, desde su inicio como comediante de stand up, Woody Allen ha cultivado ese recurso de la inteligencia en libros —comienza a circular la esperada autobiografía— y en su extensa obra cinematográfica, más allá de las acusaciones y los boicots que ha padecido. Sergio Zurita revisa su dimensión, su calidad de cineasta y escritor en un trayecto fuera de serie.
Humor judío: el chiste es quejarse

Humor judío: el chiste es quejarse

Según algunos, el humor askenazita reformuló la comedia en Estados Unidos. Sarcástico, autorreferencial, se basa en el estereotipo del creyente estrangulado por su fe y su cultura. Ah, y por su madre. La periodista Dalia Perkulis enumera razones que pueden explicar la vena mordaz de sus correligionarios, para luego visitar nombres torales entre ellos: Taika Waititi, Philip Roth y Amitai Sandy, más el personaje de la señora Maisel. También plantea que el autoescarnio es una forma de quitarle armas al enemigo.
La invención de la risa

La invención de la risa

Todo pasa por no tomarse en serio, señala Roberto Alifano al abordar tanto la persona como la obra de algunos referentes fundamentales de la literatura universal. En efecto, el humor fue un sello distintivo de plumas como las de Jorge Luis Borges —quien tanto en poesía como en narrativa incorporó esa mirada al sesgo—, George Bernard Shaw, Macedonio Fernández y Oliverio Girondo, entre otros. De alguna forma, propone el autor, los clásicos reflejan o recrean el ridículo humano en el que cada lector puede encontrarse.
Todo se vuelve anacrónico El Bulto

Todo se vuelve anacrónico El Bulto

Hace unas semanas falleció el actor, director de teatro y cineasta mexicano Gabriel Retes (1947-2020), quien realizó —entre muchas otras— una película insólita para las convenciones o el canon de la producción nacional: El Bulto (1992). José Woldenberg revisa aquí los elementos que conforman esta obra “irreverente, autocrítica”, donde los ideales languidecen a la par de las utopías, mientras el mundo del protagonista se vuelve ajeno y la certeza del tiempo perdido se impone.
Rubem Fonseca, cuentista

Rubem Fonseca, cuentista

El corrido del eterno retorno
Huízar, el wizard

Huízar, el wizard

La canción #6


Compartir