Por atacar con gas sarín en 1995 el Metro de Tokio, ejecutan a terroristas en Japón

Los responsables de varios crímenes eran miembros del culto La Verdad Suprema; también estuvieron involucrados en otro ataque en la ciudad de Matsumoto

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Un cartel policial muestra a los miembros de la secta religiosa La Verdad Suprema el 4 de junio de 2012, en una calle de Tokio / Foto: Especial

La justicia de Japón ejecutó hoy a seis miembros del culto La Verdad Suprema (Aum Shinrikyo), responsables de varios crímenes, entre ellos el atentado con gas sarín en el Metro de Tokio en marzo de 1995.

Apenas el seis de julio fue ejecutado Shoko Asahara, quien se ostentaba como líder del grupo y seis miembros del mismo culto, con lo cual todos los afiliados al grupo que estaban convictos y sentenciados perdieron la vida.

Shoko Asahara, líder del culto La Verdad Suprema / Foto: Especial

Los ejecutados este jueves estaban involucrados en el ataque con gas sarín al Metro tokiota de 1995, así como otro ataque similar en la ciudad de Matsumoto en la prefectura de Nagano un año antes.

Las autoridades tuvieron que entrar protegidas con máscaras para limpiar el metro de restos del gas sarín utilizado / Foto: Especial

El ministro japonés de Justicia, Yoko Kamikawa, informó que ordenó el pasado martes la aplicación de la pena capital tras una cuidadosa consideración del expediente.

De acuerdo a los registros judiciales, los asesinatos y ataques con gas sarín fueron cometidos para “controlar Japón en nombre de la salvación”.

Tokio se paralizó durante el ataque / Foto: Especial

Estos crímenes de La Verdad Suprema fueron los ataques terroristas de mayor impacto registrados en la era Heisei, correspondiente al actual Emperador Akihito, cuya dimisión está programada para el año próximo.

Tokio se paralizó durante el ataque / Foto: Especial

En ese contexto, las autoridades japonesas decidieron concluir este caso antes de que la era Heisei finalice y abra una nueva con el próximo Emperador, explicaron fuentes gubernamentales a la agencia Kyodo.

La Verdad Suprema inició en una escuela de yoga que Asahara estableció en los años 80, y logró expandirse en Rusia donde llegó a sumar 30 mil seguidores. En ese país fue considerada una organización terrorista en 2016.

Se cree que el culto aún tiene seguidores (foto de archivo tomada en 1999) / Foto: Especial

En este grupo pueden encontrarse creencias del hinduismo y del budismo, a los cuales se sumaron profecías apocalípticas del cristianismo.

En sus predicaciones, Asahara se autodenominaba Cristo y el primer iluminado desde Buda.

Afirmaban que habría una Tercera Guerra Mundial que terminaría con el planeta y solo se salvarían los seguidores del culto, quienes no dudaban en usar agentes químicos y biológicos en sus atentados.

El ataque con gas sarín produce la muerte alrededor de 15 minutos después de que se tuvo contacto con ese agente tóxico, el cual es contrarrestado con atropina y pralidoxima si son aplicados de manera inmediata.

El gas sarín fue usado por el gobierno de Irak en su ataque a kurdos en 1988, y el gobierno sirio fue acusado de emplearlo contra la población civil en el actual conflicto que vive ese país.

ntb