• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Mandzukic al momento de marcar el tanto de la victoria croata, ayer. Foto: Mexsport

Croacia está de fiesta. Por primera vez en su historia, el conjunto balcánico ha llegado a una final de Copa del Mundo y lo hizo tras vencer en tiempos extra a Inglaterra por marcador de 2-1, en Moscú, con lo que aumentan las posibilidades de que Rusia 2018 vea a un campeón inédito.

Gráfico: La Razón de México

Los dirigidos por Zlatko Dalic se sobrepusieron al tempranero gol de Kieran Trippier, de tiro libre al minuto 4, para darle la vuelta a la tortilla con tantos de Ivan Perisic, al 68, y Mario Mandzukic, este último ya en los tiempos extra, al minuto 108.

El majestuoso Estadio Olímpico de Luzhnikí esperaba ansioso por conocer al segundo finalista de la Copa del Mundo. A diferencia de la semifinal entre Francia y Bélgica, las emociones entre croatas e ingleses llegaron muy pronto, pues apenas al cuarto minuto de acción el lateral derecho Kieran Trippier adelantó a los Tres Leones con un magistral cobro de tiro libre, mismo que dejó sin reacción al meta balcánico, Danijel Subasic.

Gráfico: La Razón de México

Los de azul trataron de reaccionar de manera inmediata al mazazo inglés. En uno de esos intentos casi reciben la segunda anotación en contra, cuando Harry Kane, el goleador del Mundial, quedó sólo frente a Subasic. Para fortuna de los croatas, el delantero del Tottenham estaba en fuera de lugar, por lo que la acción ya no pasó a mayores.

Nadie podía reclamarle a los croatas su ímpetu, pero en el futbol como en la vida las ganas no siempre son suficientes para alcanzar el objetivo. Los ingleses, con la ventaja de su lado, se sentían hasta cierto punto cómodos con el desarrollo del partido. Al minuto 30 tuvieron la oportunidad de marcar el 2-0, aunque en esta ocasión Kane no estuvo fino y estrelló el esférico en la humanidad de Subasic. El rebote le quedó a merced al atacante de 24 años, quien volvió a errar su disparo tras mandarlo al poste. La emocionante jugada no prosperó por la imprecisión del artillero y porque el árbitro turco Cuneyt Cakir señaló fuera de lugar.

Gráfico: La Razón de México

Ivan Rakitic, uno de los hombres de más experiencia para Croacia, pudo haber igualado los cartones justo antes de que culminara la primera etapa. Sin embargo, no decidió a tiempo si debía fusilar al gigante Jordan Pickford o pasar el esférico a uno de sus compañeros que se encontraba en mejor posición.

La segunda parte comenzó con la misma tónica que se vio en los primeros 45 minutos. Una Croacia con vocación ofensiva y una Inglaterra equilibrada esperando el momento preciso para atacar y herir al  combativo adversario.

Kieran trippier adelantó al equipo de la rosa con un magistral cobro de tiro libre, apenas al minuto 4.

Pero en el minuto 68 llegó la anhelada oportunidad que esperaban los hombres de Dalic. Ivan Perisic anotó el del empate con un gol a base de riñones, en una jugada en la cual estiró su pierna a más no poder, ganándole la partida al central Kyle Walker, tras un centro medido desde la banda derecha por parte de Sime Vrsaljko.

“Es difícil, estamos destruidos. Trabajamos muy duro, fue un juego difícil, que estaba 50-50, cuando miremos hacia atrás pensaremos que hay cosas que podríamos haber hecho mejor”

Harry Kane

Delantero de Inglaterra

El atacante del Inter de Milán se quedó a casi nada de marcar su segunda diana de la noche cuatro minutos después, pero el poste se lo impidió. Indudablemente el seleccionado balcánico ya era superior al cuadro inglés, que se notaba nervioso y tenso por el giro que dio una situación que consideraba resuelta.

Nuevamente Perisic, al minuto 83, tuvo la chance de poner a Croacia en ventaja. Voló su disparo tras una mala salida de Pickford. Los tiempos extra (por tercera vez para Croacia) ya eran inminentes.

Ivan Perisic emparejó los cartones al minuto 68 en una acción en la que le ganó el esférico a Kyle Walker.

Vrsaljko evitó en la línea que John Stones anotara el 2-1 para los Tres Leones (ya en los tiempos complementarios), tras desviar un cabezazo del zaguero británico en un tiro de esquina.

Pickford vistió el traje de héroe antes de que finalizara el primer tiempo extra cuando puso en riesgo su físico para desviar un disparo de Mario Mandzukic, quien en la jugada quedó lastimado tras chocar con el arquero de 24 años.

Mandzukic sentenció la semifinal con un disparo potente en el área chica de los ingleses, al minuto 108.

La garra y el coraje de los dirigidos por Dalic dio sus frutos en el segundo tiempo extra, cuando al minuto 108 apareció Mandzukic, para, ahora sí, perforar las redes inglesas, después de un acción en que la zaga inglesa rechazó mal el balón.

Con orden y determinación, el cuadro balcánico aguantó los últimos momentos del difícil duelo en Moscú y conservó la ventaja para así acceder por primera ocasión a su primera final de un Mundial, misma que intentará ganar el próximo domingo ante la poderosa Francia, también en el Estadio Olímpico de Luzhnikí.

El sueño de los creadores del futbol deberá esperar otra ocasión para volver a levantar la copa, pero la ilusión del pueblo croata por seguir escribiendo historia está más viva que nunca.

Gráfico: La Razón de México

 

  • El Dato: Croacia intentará convertirse en la novena selección en la historia que conquista un Mundial, ya que es la número trece en acceder a una final.