El Cultural No. 123

Las clandestinidades policiacas de la Ciudad de México y el célebre detective Valente Quintana (1890–1968), quien llegó a ser jefe de Seguridad de la capital. Investigador de los asesinatos de Obregón y del líder estudiantil cubano Julio Antonio Mella. J. M. Servín dilucida, en Valente Quintana y su alter ego, los deslindes de este personaje que inspiró a Rodolfo Usigli en la conformación del detective de Ensayo de un crimen o a Rafael Bernal en el matón Filiberto García de El complot mongol. Se completa este número con los tianguis, esos mercados ambulantes de trasiego de ‘chácharas’: de los kilómetros de mercadería de Santa Martha Acatitla a los regodeos punk de San Felipe en crónicas de Adrián Roman y Eduardo H. G. Y más…

Valente Quintana: El alter ego de Filiberto García

Figura legendaria del detective adaptado al ambiente de la Ciudad de México durante la primera mitad del siglo XX, más tarde un personaje que se desplaza de la vida policiaca y delincuencial a los dominios de la ficción y el cine, el rastro de Valente Quintana es el tema de estas páginas

El personaje en acción

En este pasaje aparece Filiberto García, el personaje inspirado en las andanzas de Valente Quintana, en su papel de protagonista de El complot mongol

El chilango y la cháchara en tres tiempos

En la fuerza explosiva de la sobrepoblación, en la informalidad y el subempleo, en las formas insospechadas que ejerce una inmensa multitud en busca de la supervivencia

Estridencia en San Felipe

Al norte de la ciudad, el tianguis de la colonia San Felipe de Jesús se extiende unos ocho kilómetros y es acaso el más grande de América Latina, punto de atracción semanal para alrededor de medio millón de visitantes

Gady Zabicky Sobre el estrés agudo

El psiquiatra Gady Zabicky aborda en esta entrevista una de las secuelas más notorias del terremoto de septiembre pasado: el estrés postraumático y sus variantes

Glory days

El corrido del eterno retorno

“No pago para que me peguen”

El sino del escorpión