El Cultural No. 137

Número que presenta un adelanto del libro del neurólogo y escritor mexicano Bruno Estañol, El teatro de la mente (Cal y arena, 2018), el cual se detiene en la escritura ‘extraña y disidente’ de más de veinte autores marcados por la extravagancia y la heterodoxia: ponemos a consideración tres ‘casos’ (Ambrosio Bierce, Maupassant, De Quincey) de este singular y sugestivo registro. Se completa el dosier con Neurociencia. Emociones y algoritmos, ensayo de la especialista Fernanda Pérez Gay J. Y más...

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Guy de Maupassant

El teatro de la mente

En su prólogo afirma que los escritores “a veces parecen normales pero todos narran su propia e intransferible locura”, y concentra este libro en “la escritura de lo extraño”, con más de veinte autores y obras que se distinguen por su condición excéntrica, heterodoxa, donde conviven lo siniestro, lo inminente y lo inquietante.

Neurociencia: emociones y algoritmos

En la neurociencia actual hay voces confiadas en que los recursos tecnológicos del siglo XXI pueden traducir las emociones en fórmulas computacionales y soluciones matemáticas. Este recuento cuestiona esa presunción desde la experiencia cotidiana: la amistad de un artista canadiense con antecedentes psiquiátricos y en situación de calle. No es tan sencillo asegurar que las mediciones de la actividad cerebral puedan explicar del todo los laberintos de la mente humana.

¿Dónde la numancia? (dos respuestas)

En un recorrido que comprende más de dos mil años de historia, con estaciones que surcan siglos y continentes en la literatura y la pintura, sin excluir las cantinas y la actualidad, este ensayo indaga en torno a un acontecimiento y un lugar de España —La Numancia— convertido en leyenda, mito colectivo cuya vigencia comprende hoy, también, el atractivo turístico. Un trayecto complejo, cuyos hallazgos y asociaciones retribuyen la lectura desde un extenso abanico de referencias

Escribir en compu ajena

El corrido del eterno retorno

“Nada altera el desastre” (va al alza)

El sino del escorpión
Compartir