El Cultural No. 139

Esta entrega rinde tributo a la autora de Árboles Petrificados, Premio Villaurrutia 1977: Alejandro Toledo, en Amparo Dávila entre el crepúsculo y la noche, suscribe que "siempre hay algo bestial en sus relatos... y esa realidad extraña suele venir del interior de sus personajes. Su terror es interno, mas no sólo psicológico. Hay fronteras entre la realidad y el sueño por las que navega con un barco hábil que sabe ir de aquí para allá"; ensayo enriquecido con la cita de dos cartas que Julio Cortázar escribió a la escritora de Zacatecas. Y más...

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Amparo Dávila

Entre el crepúsculo y la noche

La revaloración en curso de un racimo de escritores del siglo XX, identificados por la clave de la literatura fantástica, se ha perfilado con fuerza en los años recientes, mediante nuevas ediciones

Amparo Dávila: Vivencias transmutadas

Presentamos dos entrevistas en tiempos distintos con Amparo Dávila. Damos la bienvenida al narrador de larga trayectoria, Agustín Ramos, quien nos comparte el texto inédito de sus conversaciones durante 1993 y 1994

En busca de Amparo Dávila

En 1977 le fue concedido el premio Xavier Villaurrutia por el volumen de cuentos Árboles petrificados. Es considerada como una de las cuentistas mexicanas más antologadas y varios de sus relatos aparecen en recopilaciones del alemán, francés, inglés e italiano

Winston Churchill: brindis por un escritor de raza

Unos días antes de la entrega de los premios Oscar en Hollywood, que tuvo lugar el domingo pasado, Roberto Alifano anticipó la estatuilla del mejor actor para Gary Oldman, por su interpretación de Winston Churchill en la película Las horas más oscuras, y el tiempo cumplió ese pronóstico. Más allá de esta anécdota, el autor precisa algunos rasgos definitivos del escritor y ministro que salvó a la Gran Bretaña —y por extensión al mundo— de la barbarie nazi.
William Bronk

William Bronk, incursiones en lo oscuro

En su libro Nuevo mundo, William Bronk ensaya una aproximación al tiempo y la ciudad precolombina que de entrada renuncia a cualquier premisa teórica y elige, en su lugar, observar y describir. Al margen de las previsibles interpretaciones de cultos y ceremonias, de la magia y del mito, opta por una visión más topológica y geográfica, entre otras cualidades de su lectura “perspicaz” y su lenguaje “conciso y directo”.

La naturaleza del puñal

Nos acercamos a ti en mitad de esta selva de textos, librerías, editoriales, autoras, editores, narradoras, poetas y libros, para decirte bajito que entendemos que la exuberancia vegetal puede ocultarnos el bosque; pero que nosotros, desde estas páginas, intentamos desbrozar el terreno y señalar el movimiento cuentístico que late por debajo de la piel de esta tierra letrada, letra.

Quince años del Kiss Lounge

El corrido del eterno retorno

Ventiladero cultural (con digresión)

El sino del escorpión
Compartir