El Cultural No. 145

Segundo dosier dedicado a Luis Cardoza y Aragón (1901-1992), ahora en las ramblas de su enjundiosa labor como crítico de Artes Plásticas. Publicamos un axiomático texto del autor de La Torre de Babel (1930): Siete notas sobre el Muralismo Mexicano, escoltado por viñetas razonadas de la obra de los pintores Pedro Coronel, René Portocarrero y Giorgio de Chirico. Se complementa este número con Letras sueltas y otros poemas: breve muestrario de las incursiones ene el verso del investigador y ensayistas Adolfo Castañón. Y más..

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

Siete notas sobre muralismo mexicano

Presentamos este segundo número de El Cultural dedicado a Luis Cardoza y Aragón (1901-1992), en su pródiga vertiente como crítico de arte, con algunos de sus autores y temas distintivos —en particular, el muralismo, la pintura mexicana y latinoamericana del siglo XX, el surrealismo. Nuevos puntos de vista reinventan su curiosidad con la gravitación, el magnetismo, el asombro de su mirada y su escritura. Textos que no llegaron a sus libros pero que Cardoza rescató y confió al investigador Alberto Enríquez Perea, quien hoy los comparte con nuestros lectores. Un conjunto de visiones penetrantes, lúcidas, que nos recuerdan la originalidad y riqueza de un autor fundamental.

Pedro Coronel y Giorgio de Chirico

Ningún afán de nacionalismo, de mexicanismo en ella. La obra, así, es inevitable y legítima. Arranca de ese mar de fondo que lleva dentro el hombre de cualquier latitud. Universalidad manifestada en esencias. Más un creador de tradición que un multiplicador de caracteres aparentes. No busco encerrarlo en fronteras; ni la pintura de Pedro Coronel se deja encerrar en fronteras. Y qué mexicana en sus obsesiones.

Letras sueltas y otros poemas

En una faceta esencial de su trabajo literario, el autor —cuya obra poética reunida se publicó bajo el título de A veces prosa (2008)—, nos comparte una muestra de su poesía reciente, con un recuerdo de Octavio Paz a veinte años de su partida, el 19 de abril de 1998.

El mapa del cataclismo

En el imaginario clásico la barbarie se situaba en los bordes de la civilización, como una amenaza permanente de agresión, saqueo o conquista violenta; como un inquietante muro de palabras incomprensibles, murmullos ásperos que cercaban la metrópolis: bar-bar-bar-bar.

Arena olímpico laguna

El corrido del eterno retorno

El Mundial y los derechos de los jugadores

El sino del escorpión
Compartir