El Cultural No. 148

La Gran Depresión del 29 y los murales de Diego Rivera en el emporio de la industria automovilística, Detroit, Estados Unidos, a principio de los años 30. Presentamos un texto del influyente crítico y ensayista Edmund Wilson (1895–1972), Paradoja de Detroit, en el cual se evidencia su contrariedad por la obra y actos del muralista. Se agregan los desenlaces de dos cartas, publicadas por The New Republic, y la respuesta del artista mexicano. Se complementa este número con Graham Greene. Como caído del cielo, cordial semblanza del autor de El poder y la gloria, por Roberto Alifano. Y más...

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

Paradojas de Detroit

Durante la depresión que siguió a la llamada Crisis del 29 en Estados Unidos, la supuesta amenaza del comunismo comprendía la intención de subvertir a sus trabajadores y sindicatos. En ese contexto Diego Rivera fue invitado para realizar sus murales en la ciudad emblemática de la industria automovilística de aquel país. En su relato —que rescatamos con la secuela de dos cartas en The New Republic—, el influyente crítico Edmund Wilson evidencia su disgusto ante el personaje y la obra de Rivera, con los cuestionamientos que recibió el pintor y en su momento respondió, según consta en estas páginas.

Graham Greene como caído del cielo

Nuestro colaborador Roberto Alifano recuerda su estancia como corresponsal de prensa “en Santiago de Chile durante la frustrada experiencia socialista de la Unidad Popular”, entre el proyecto de Salvador Allende y la aparición inusitada de Graham Greene, novelista fundamental de las letras inglesas. Parecía, como afirma este recuento, algún personaje de sus múltiples novelas. Una semblanza del “hombre más amable y más humilde que uno podía imaginar” —y uno de los grandes escritores del siglo XX.

Ayuda

Dilecto lector: nos acercamos a ti en mitad de esta selva de textos, librerías, editoriales, autoras, editores, narradoras, poetas y libros, para decirte bajito que entendemos que la exuberancia vegetal puede ocultarnos el bosque; pero que nosotros, desde estas páginas, intentamos desbrozar el terreno y señalar el movimiento cuentístico que late por debajo de la piel de esta tierra letrada, letra.herida y proponemos esta Cartografía narrativa de un país en pedazos donde recogemos voces y texturas con la idea de obtener una muestra de lo que se cuece a lo largo y ancho de este país nuestro. —Edson Lechuga, coordinador

Debatir

La nota negra

Un blues por la guitarra eléctrica

La Canción # 6

Un chupe con Cronwell Jara

El corrido del eterno retorno

Los odio

El sino del escorpión

Daño colateral y guerra infinita

Filo luminoso
Compartir