El Cultural No. 155

Naief Yehya en Poder de las apariencias reflexiona sobre las aspiraciones del “ideal de belleza” de la mujer en plena era digital: yoga, spas, maquillajes sofisticados y cirugías diagnostican lo tolerable y lo deslucido dentro de un parámetro que denota arbitrios discriminatorios: la belleza como “asunto moral y mortal”. Bibiana Camacho, en el relato Postales del desasosiego, hace un retrato del ambiente rutinario y desatinado de los despachos de las dependencias públicas de la Ciudad de México. Cierra el dosier con una entrevista de Alicia Quiñones al historiador Rafael Rojas por su libro La polis literaria (Taurus, 2018). Y más...

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

Delirios de belleza

Una comedia reciente de Hollywood es referencia de este ensayo que indaga en el sometimiento de millones de mujeres a la aspiración de cumplir con el ideal de belleza femenina en la era digital. Las exigencias y modalidades de un mercado planetario se diversifican en las ofertas —entre otras— de gimnasios, yoga, spas, alimentación, procesos quirúrgicos, cosméticos y moda que inducen un aprecio discriminatorio de las mujeres, según su aspecto y apego a un canon que dictamina lo aceptable y lo indeseable.

Postales del desasosiego

Este relato dibuja con precisión y agudeza los ambientes, personajes y costumbres de la vida burocrática en las oficinas públicas de la Ciudad de México. Roles y jerarquías son objeto de vigilancia y a la vez negligencia, en un rango que fluctúa del celo profesional a las infracciones cotidianas, los desplantes irracionales y el desperdicio de recursos humanos y materiales. En un entorno urbano de rasgos apocalípticos, el espacio vital se reduce al absurdo, el sinsentido; entonces, una vía de escape es necesaria.

Fronteras de promesa y desencanto

Los pequeños hombres que habitan la obra del narrador austriaco Joseph Roth miran el mundo desde la tangencialidad, la tensión establecida por su experiencia extrema de inocencia y podredumbre, esperanza y debacle, castidad y desenfreno. En el relato “Pesos y medidas”, el protagonista conoce la precariedad de un mundo que le es ajeno y también reconoce en sí la decadencia que le ofende en otros. Las líneas que siguen desmenuzan al personaje y, con él, revelan la esencia misma de la narrativa rothiana.

Los desiertos de Sonora

El corrido del eterno retorno

¿Cambiarán los políticos?

El sino del escorpión

El boom y sus dilemas

Esgrima
Compartir