El Cultural No. 167

Número dedicado a Juan José Arreola en su centenario. Manuel Acuña, el insumiso; Un gran libro sobre Goethe; La utopía cordial de Víctor Hugo: artículos rescatados del autor de Varia invención que corroboran la pluralidad de su prosa desde los escritos iniciales. Alonso Arreola lo invoca en Un día con el abuelo; y Roberto Diego Ortega y Miguel Ángel Morales redimen de los archivos una entrevista que le hicieron al escritor jalisciense en 1976: La salvación erótica, en que el Premio Xavier Villaurrutia 1963 explaya, en primera persona, su visión del amor, los celos, la homosexualidad, la prostitución, la liberación femenina, la monogamia, la literatura, el arte... Y más.

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Juan José Arreola. Foto: Especial

Textos desconocidos

Antes de cumplir 25 años de edad, Juan José Arreola (1918-2001) escribió su primera nota de interés cultural. Desde entonces y durante décadas tuvo presente la sentencia de Cyril Connolly: “Las incursiones en el periodismo [...] están de antemano destinadas a la decepción. Poner lo mejor de nosotros en estas formas es una insensatez, pues condenamos al olvido las buenas ideas, lo mismo que las malas. En la naturaleza de tales trabajos está la caducidad”. Con motivo del centenario de Arreola, cumplido este 21 de septiembre, rescatamos tres artículos que refutan de manera contundente el dictum de Connolly: demuestran que una buena nota periodística puede ser tan longeva como un buen cuento o un buen poema, y que su lectura siempre será garantía de placer. Expresamos nuestra total gratitud a los familiares de Juan José Arreola por su generosa anuencia para publicar estos documentos. —Rafael Vargas.
Foto: Cuartoscuro

La salvación erótica

A través de la palabra única de Juan José Arreola, esta entrevista se distingue por su tema singular: el erotismo en sus diversas manifestaciones. Va del arte y la literatura al amor, la monogamia, el matrimonio, los celos, la homosexualidad, el sadomasoquismo, la liberación femenina, el aborto, la prostitución. Fue publicada en la revista Su Otro YO (1976), luego de varias sesiones con él en su domicilio de aquel entonces, en la Colonia del Valle de la Ciudad de México. En su momento, el propio Arreola revisó el texto y lo complementó al obsequiarnos la prosa que acompaña este rescate: “Cuaderno de bitácora”. Hemos eliminado las preguntas y editamos el diálogo para dejar sólo el flujo de su discurso, que evidencia los temas planteados. Conservador y polémico, el gran autor, maestro y editor se reconoce como un moralista renegado de su bagaje religioso: “un hereje”, capaz de perturbar la corrección política y las convenciones de todos los tiempos.
Foto: Archivo de Alonso Arreola

Un día con el abuelo

A un niño no le asombra que su abuelo sea reconocido entre los mejores escritores que ha dado el país, uno que se amistó con las palabras y creó con ellas imaginarios de pasmo y desbordamiento. Lo que importa es que el abuelo ofrezca experiencias dinamitadoras de la cotidianidad. Luego, el filtro de los años permite dimensionar también al personaje público que redefinió la literatura en español. En este caso, uno de los nietos de Juan José Arreola saca a pasear los pájaros de la memoria, tanto los propios como los del autor de Confabulario.
Foto: Especial

ExUmbra

El corrido del eterno retorno

La zorra en el gallinero

El sino del escorpión
Foto: Cortesía de Pinhole

El 19S en imágenes

Esgrima
Compartir