El Cultural

Con Guillermo Villanueva en el aeropuerto de Guatemala, febrero de 1956. Foto: Museo del Estanquillo, Colecciones Carlos Monsiváis

Primeros pasos de Carlos Monsiváis

Como los autores que recordamos en este número de El Cultural, Carlos Monsiváis es un protagonista de la literatura mexicana reciente. Con la adopción familiar del protestantismo, el universo religioso lo acompaña desde la temprana infancia, igual que la devoción cristiana a Carlos Pellicer. El texto que publicamos integra una biografía juvenil de Monsiváis —todavía en curso—, marcada por la fe protestante y las lecturas bíblicas, antes de que el interés por la política, el periodismo y la literatura lo arrojaran sin clemencia a su destino de escritor.
Carlos Monsiváis, Margarita Peña, Juan José Arreola y un personaje no identificado. Casa del Lago, 1964. Foto: Ricardo Salazar

Estampas y recuerdos de Margarita Peña

Áreas contrastantes y ángulos complementarios conformaron el interés de la catedrática universitaria, recientemente fallecida. En ese marco se impone comentar su edición de la antología novohispana Flores de baria poesía, la investigación que realizó de los siglos XVI, XVII y XVIII, su hallazgo de documentos relativos a la Inquisición, así como su vena de novelista, entre otras aportaciones. La autora de este ensayo afirma no haber tomado clase con Margarita Peña, pero no deja duda de que fue una maestra para ella.
Fuente: FIL Guadalajara

Temporada de ferias

La nota negra
Foto: Ruff Cut

The Zeros: punk chicano en El Bahía

La canción # 6
Foto: Especial

Roger Daltrey

El corrido del eterno retorno
Grabado de Posada: El Jicote

Incertidumbre del periodismo

El sino del escorpión
Fuente: IMDB

Mandy de Panos Cosmatos

Filo luminoso
Borges, por Naranjo. Fuente: Twitter

Los mismos y el otro

Este ensayo abunda en el juego de espejos, afinidades y desdoblamientos que vinculan a dos figuras mayores de la literatura del siglo XX, cuyo influjo perdura en el aprecio de incontables lectores y escritores. Uno de ellos, el portugués José Saramago —Premio Nobel de Literatura en 1998— dilucidó esa relación de esta manera: “Pessoa, al igual que Borges, inventó todo; con la diferencia de que el segundo no tiene nada que ver con sus personajes, mientras que Pessoa no puede desprenderse de ellos porque los vive. Si Borges habla todo el tiempo del laberinto, Pessoa es el laberinto, aunque tal palabra no aparezca en sus libros”.
Ricardo Piglia (1940 o 1941-2017). Fuente: elespanol.com

El enigma de la literatura

El comisario Croce es un personaje que esconde (o no tanto) a su autor, Ricardo Piglia. Rescatado de la novela Blanco nocturno, es un enfermo de contar historias, de narrárselas a sí mismo y a otros con la finalidad de ensanchar la vida, más que de explicarla. Este ensayo aborda los cuentos del libro póstumo Los casos del comisario Croce, quizá no el título más celebrado del escritor argentino, pero sí uno que arroja nueva luz sobre su canon heterodoxo y sobre la potencia de su universo literario.
Maradona y la gloria de México 86. Fuente: tn.com.ar

Elogio del aguante

Diego Armando Maradona no es responsable de la educación moral de los niños ni de la imagen de Sinaloa como epicentro del narcotráfico, señala el autor de este ensayo ante la reciente llegada del futbolista en calidad de director técnico del equipo Dorados, lo que más bien refrenda la dimensión mitológica de su figura, sostiene. Esta se relaciona con el instinto popular y la posibilidad de ascenso social que representa; además —por supuesto— de su condición de ídolo que no admite medias tintas: al Pelusa se le ama o se le odia.