El Cultural

Foto: buddyguy.net

Buddy Guy, vivo y bluseando

La canción # 6
Foto: mxcity.mx

Librería La Murciélaga

El corrido del eterno retorno
Foto: portalautomotriz.com

El metro: esplendores y miserias

El sino del escorpión
Foto: viralnovelty.net

La conciencia onírica

Redes neuronales
Guillermo Fanadelli. Foto: Cuartoscuro

Cinismo, literatura y pensamiento

La vitalidad de las letras mexicanas actuales debe parte de su impulso a Guillermo Fadanelli. Con el sentido crítico de un pensador y moralista —aun a su pesar—, a través de novelas, relatos, crónicas, ensayos, la voluntad radical de su libertad sin concesiones le ha permitido hacer y escribir —apunta Carlos Velázquez— “lo que se le antoja. Y ese es un lujo que no todo mundo puede darse”. Desde la marginalidad o estética underground, el espacio de goce y rebeldía que ha construido en cada título de su obra es, sin duda, una de las expresiones más corrosivas de la literatura mexicana reciente. Hay evidencia en estas páginas que lo comprueba.
Guillermo Fadanelli

Lodo

No es que las mujeres hubieran dejado de interesarme. El motivo de mis tribulaciones se relacionaba más bien con lo contrario: las mujeres continuaban seduciéndome, pero yo había dejado de interesarles.
Guillermo Fadanelli. Foto: Cuartoscuro

Un epitafio posible “se equivocó en todo”

Guillermo Fadanelli se pronuncia —una vez más— contra la censura, el prejuicio, las expresiones múltiples del fascismo, la “imbecilidad política” de nuestro tiempo. Elige el mundo menos inhóspito del arte y la cultura como ruta alternativa, desde luego a contracorriente de las convenciones de la sociedad o la vida literaria. Eso, más los veinticinco años de la editorial y la revista Moho, son algunos temas de esta conversación bajo una certeza irrebatible: “Los libros publicados y mi cinismo honrado me respaldan”.
Foto: www.wikimedia.org

Circo, pastel y arte

El sino del escorpión
Un tag estilizado de BusterDuque en la colonia Roma de la Ciudad de México. Foto: Jorge Flores, Blumpi

Un deporte de exhibición

El origen ilegal y subversivo del grafiti ha hecho que por décadas se discuta su pertenencia (o no) al mundo del arte. El reciente desencuentro de la crítica Avelina Lésper con grafiteros, en el que ella terminó con un pastelazo en la cara, es el disparador de este texto, que analiza la historia y los desafíos estéticos de esta manifestación plástica nacida en las calles, para las calles, aunque muchos no quieran ver en ella más que vandalismo.
Metro. Foto: dificonsa.com

La ilusión viaja en metro todavía

Para celebrar los cincuenta años del Metro capitalino, por cumplirse en 2019, presentamos el texto de Ana V. Clavel con el que arranca el ciclo Los escritores viajan en el metro. Concebido por ella y con sede en el Museo del Metro, constará de charlas con autores que contarán su relación con el transporte colectivo: cuentos gestados en un trayecto, libros devorados en los vagones, historias de amor cuyo acicate se encontró en los pasillos de una estación.