El ecológico

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  
7adele.jpg

Diseñado por Henrik Fisker, un antiguo diseñador para BMW y Aston Martin, cuyos créditos incluyen clásicos como el BMW Z8 y el Aston Martin DB9, llega el Fisker Karma 2010, un auto que tiene novedades amables con el ambiente.

Sin olvidarse de un diseño que denota el lujo y un desempeño de primera, el Fisker Karma rodará las carreteras a finales de este año, con una carrocería hecha de aluminio y plástico.

Algo que identifica a este deportivo de cuatro plazas es su toldo, donde se ubica un panel solar que alimenta accesorios como el ventilador del control de clima.

El Fisker Automotive tiene un frente y una parrilla que asemejan una nariz de tiburón que recuerda algunos modelos de Aston Martin. Otra característica es la altura del auto, que le da una apariencia de deportivo y no de un sedán, gracias a la distancia entre las ruedas, una larga distancia entre ejes y de serie con rines de 22 pulgadas, todo aderezado de sus exóticos conjuntos de iluminación bixenón y las calaveras LED.

A pesar de que es un híbrido como el Toyota Prius, en el cual el motor a gasolina puede entregar potencia para impulsar las ruedas de tracción del coche, en el Karma la tracción trasera es propulsada por dos motores eléctricos con 402 HP.

Estos motores están conectados al diferencial sin ningún tipo de transmisión convencional, la velocidad sobre el camino se controla exclusivamente variando la velocidad de los motores eléctricos.

Los motores pueden ser alimentados por un paquete de baterías Litio, ubicadas a la mitad del coche, que pueden cargarse con un tomacorriente casero de 110 voltios, que darán al menos 80.46 kilómetros sin quemar una gota de gasolina.

Empero, el tren motriz Q-Drive del Karma, desarrollado por una compañía llamada Quantum Technologies, cuenta con un motor a gasolina de cuatro cilindros, 2.0 litros, turbocargado, de manfuctura de General Motors, que ofrece 260 caballos de fuerza.

Ya que el Fisker busca ser amigable con el ambiente, el motor a gasolina acciona un generador compacto, ubicado en el cofre, que genera electricidad para cargar el paquete de baterías. Fisker dice que, en ausencia de cualquier fuente de carga a la cual conectarse, el tanque de combustible dará 482 kilómetros.

fdm

Compartir