El escultor Jorge Marín conquista espacios del mundo

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

FOTOS: El mundo, escenario esculturas monumentales de Jorge Marín

Asia, Estados Unidos y México acogieron este año obras del escultor michoacano Jorge Marín en espacios públicos donde fueron vistas por un sinnúmero de interesados; para el artista ésta ha sido “la cereza del pastel” del trabajo que realizó este año, labor a la que le dará continuidad este 2016. En entrevista para La Razón adelanta que sus emblemáticas Alas de México llegarán a Guandong, en febrero; y a Hong Kong en julio. Además, dos entidades de nuestro país albergarán sus dos nuevas obras “inspiradas en la gente que habita esos sitios”. Como todo “no ha sido música para los oídos”, según él refiere, seguirá trabajando con artistas mexicanos para impulsar modificaciones a la ley, con el fin de mitigar el plagio y tráfico ilegal de arte.

Este año ha tenido exposiciones en México y en el extranjero ¿qué proyectos tiene en puerta en 2016? Así es, ha sido un año muy movido, muy productivo, muy activo con exposiciones en el extranjero. Estamos en San Antonio como parte de una gira que comenzó al sur de Estados Unidos estamos en el Jardín Botánico con una exposición de gran formato en un espacio público, que ha dado buen resultado. Vamos con buenos resultados, estuvimos en Dallas, en Houston. Además, vamos a seguir por Asia, es una gira muy emocionante porque nos encontramos con un público distinto, culturalmente hablando, una sociedad con tradiciones diferentes a las nuestras; encontré un interés muy grande ahí por el trabajo de los artistas mexicanos contemporáneos. El próximo años vamos a llegar a la ciudad de Guandong, en China; y luego a Hong Kong. Vamos a ver a dónde sigue después de esto porque son proyectos que no tienen un tiempo determinado, se pueden prolongar hasta que consideremos que cubrimos por lo menos una parte representativa.

¿Estas exposiciones en Asia cuándo van a inaugurarse? A Guandong vamos a ir en febrero y para Hong Kong en julio. Al interior de nuestro país iniciamos este año una gira con lo más representativo de mi trabajo en el Museo de Arte de Querétaro, la segunda sede fue León, Guanajuato como parte del Festival Internacional Cervantino. Me gusta que también haya proyectos nacionales, ahí vamos; para mí la cereza del pastel ha sido poder colocar escultura monumental permanentemente en el mundo, eso me ha emocionado mucho, por ejemplo, colocamos en Los Angeles una pieza en la vía pública; otra en Singapur, para mí son logros importantes porque es una presencia constante de mi país, de mi pueblo, de mi gente y de mi cultura, en otros espacios donde he descubierto que hay interés por los mexicanos, me da mucho gusto llevar una parte de lo que es este país.

También donó obras como en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. Eso fue increíble porque fue una donación para un espacio visitado por millones de personas, ahí está una vez más la presencia, en mi país además, en la Ciudad de México, de la cual soy un hijo adoptivo.

¿En México, qué planes tiene? Se va a poner obras mías en espacios públicos, en diferentes partes del país. El año pasado colocamos piezas en espacios públicos, en la Universidad de Campeche, también en Chihuahua. En 2016, voy a trabajar otros proyectos en provincia y en la zona conurbada de esta ciudad, espero sean dos lugares los que podamos concretar.

¿En cada una de las piezas que forman ya parte de la vida cotidiana de las personas, dónde lo encontramos a usted? La mejor intención de poder compartir algo de mi vida, de mi visión, de mi cultura, de mi momento histórico, a través de lo que hago, es el placer de compartir un poquito la afinidad que tengo con todos los mexicanos a través de mi trabajo.

Usted se caracteriza por compartir en redes sociales videos en los que aparece creando sus piezas ¿por qué considera que es importante este vínculo con el público? A lo que apuesto, con todas estas intenciones de mostrar mi trabajo, es hacerlo de la manera más cotidiana posible, porque mi intención es desmitificar el arte como objeto intocable y de culto que está encerrado en museo, totalmente ajeno a una comunidad, estoy totalmente en contra de esta postura. Creo que el arte es parte de nuestra cotidianidad, me encanta decir esto: ‘Invito a todo el público a que lo haga parte de su vida cotidiana, no sólo en un museo, que lo pueda ver todos los días’, ésa es mi intención al estar en la calle. Espero que más artistas salgan a ocupar espacios públicos, es fundamental, quiero en el año que viene, seguir con esta estrategia, ojalá que lleguemos a más espacios públicos, que se rectifique la presencia con más artistas en nuestro país y con más mexicanos en el extranjero, esa es la intención.

¿Actualmente está trabajando en nuevas piezas? Estoy trabajando en piezas monumentales para proyectos en espacios públicos.

¿En qué están inspiradas? Inspiradas en los lugares a las que van a ir, me gusta ir mucho previamente al lugar donde se va a colocar una obra mía para conocer un poco de esa comunidad, quién la mira, cuáles son sus miedos, sus gustos, sus alegrías, y poder entender un poco más el perfil de la gente que al final va a ser la que reciba la obra y la adopte o la rechace porque sí creo que es fundamental que los habitantes de una zona siempre tienen que aceptar una obra y hacerla suya porque de lo contrario es un proyecto fallido y hay que retirarlo, pensando en esto es que sí me he estado involucrando en algunas provincias de México para poder entender cuáles son las características de cada espacio y poder proyectar algo con base en ello.

Sin duda es un año de éxitos para usted, pero también de reivindicar esta lucha contra la piratería. Seguimos en eso, por supuesto no todo es música para los oídos, me interesa seguir en esta lucha contra la piratería de mi obra y la de muchos otros artistas contemporáneos. He recibido un gran apoyo por parte de la Procuraduría General de la República, y de su procuradora porque, se han vuelto solidarios con esta causa de defender los derechos de autor, incluso, quiero creer que vamos a poder hacer modificaciones a las leyes que nos rigen para tener mucho más solidez en este ámbito.

¿Esto ya está en platicas con algunos legisladores o funcionarios? Estamos más bien en platicas un grupo de artistas asesorados por un grupo legal, porque antes de sentarnos a cualquier mesa de manera formal hay que tener una propuesta clara, estamos en una buena asesoría legal para entender qué vamos a hablar y en qué punto y en qué parte se puede hacer una aportación como idea para una posible modificación o adaptación.

¿Cuántos artistas participan? Está por ejemplo Rodrigo de la Sierra, quien también ha sido muy plagiado, también Javier Marín, quien es mi hermano. Ahorita estamos convocando; ellos son los que han confirmado. Pensamos hacer por lo menos un grupo de los diez artistas mexicanos más plagiados para que podamos ir con una propuesta fuerte. Nosotros ocupamos las listas de los primeros lugares de plagios, pero también están invitados, el maestro Rafael Coronel, el heredero de los derechos de Juan Soriano, en fin, hay muchos que ahora mismo no recuerdo; pero, que están muy interesados en este tema, seguramente vamos a contar con ellos.

Maestro, ya tenemos nueva Secretaría de Cultura, usted como artista cómo recibe esta dependencia? Estoy muy optimista con esta noticia porque definitivamente el hecho de elevar a Secretaría el tema de cultura en nuestro país le da un peso. Es un tema por el que siempre he abogado porque la cultura tiene que ser una realidad y una cotidianidad en todos los ámbitos. Quiero creer que esto va a servir como impulso para darle mucha mayor fortaleza y presencia en nuestro país tanto en lo jurídico como en lo social.

¿Cuáles son los propósitos de Jorge Marín para el siguiente año? Seguir sobre la misma línea que llevamos hasta ahora, que es, promover, difundir la cultura y el arte de nuestro país, en México y en el extranjero. Ver si logramos hacer una sociedad más integrada en el sentido artístico, que se vuelva una realidad, una cotidianidad, para todos los núcleos sociales del país, eso para mí es una misión que todos debemos tomar muy en serio porque en tanto una sociedad como la nuestra consuma arte cotidianamente y de muy diversas expresiones, no solamente como lo mío que es figurativo, se va haciendo más madura y más preparada para temas más complejos y también contaremos con una comunidad más preparada para enfrentar las realidades del país, del siglo XXI, de Latinoamérica.

Hombres
alados
de Jorge Marín que recorren el mundo

El artista Jorge Marín, durante su trayectoria ha decidido dejar los museos para salir a las calles con sus hombres alados, figuras principales en sus esculturas. Esto, con el fin de llevar el arte a todos los rincones no sólo de México, sino del mundo para que las personas se apropien de esas piezas: observándolas de camino a su trabajo o escuela; o tomándose fotos en éstas como sucede con su emblemática Alas de México. A continuación presentamos algunas de sus creaciones más relevantes.