El gabinete capitalino: la oferta

SURCO

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

La candidata ganadora del proceso electoral para Jefa de Gobierno, el pasado domingo 23 presentó a su gabinete. Previamente, el día 16, ofertó un perfil triple en la integración: primero, provenientes de la  academia; segundo, experiencia en la administración pública; tercero,  especialistas en las áreas propuestas.

Del conjunto de sus designaciones destacan,  al menos, cinco características o rasgos. El primero de ellos, es que será un gabinete integrado mayoritariamente por mujeres. 8 de 13, o en otras palabras, el 61.5% de los  nombramientos, para ellas.

A principios de los años 90 del siglo pasado, Dulce María Sauri Riancho, gobernadora sustituta de Yucatán y única mujer hasta la fecha en esa posición; logró que mientras ella encabezara el ejecutivo, los poderes legislativo y judicial del estado, también fueran encabezados por una mujer. Fue la primera vez en el país,  que la titularidad de los tres poderes de un orden de gobierno, recaían en el género que iniciaba su empoderamiento.

AMLO en el año 2000, integró un gabinete ompuesto paritariamente entre hombres y mujeres. También ha sido, el primero y único gabinete compuesto de esa manera, en un orden de gobierno en México.

Ahora, la próxima Jefa de Gobierno, tendrá el primer gabinete integrado mayoritariamente de mujeres, en la historia del país.

Un segundo rasgo, es la notoria la formación académica de los futuros  titulares de dependencias, salvo dos propuestas para secretarías, la de Gobierno y la de Cultura; todos los designados para encabezar una dependencia cuentan con maestría y/o doctorado. La investigación y la docencia son signos distintivos de la amplia mayoría.

Igual que el villano favorito de la izquierda, Salinas de Gortari, al nombrar a su gabinete; el de Claudia, cuenta con un alta formación académica y la mayoría de los integrantes cuentan con estudios de posgrado.

Una tercera característica, es el origen universitario. Salvo tres miembros, que son los propuestos  para  Gobierno, Desarrollo Social y Turismo; todos los que estudiaron su licenciatura en México, lo hicieron en instituciones de educación superior públicas: UNAM, UAM, CIDE, UABC, FLACSO, entre otras. Es patente la presencia de la primera.

El cuarto componente  diferenciador, es la escasa experiencia política y/o partidista, solo el propuesto  secretario de Cultura tiene una hoja de vida que atestigua militancia y vida política. Los  demás provienen de la academia, el activismo ciudadano o la pertenencia a cámaras empresariales.

El quinto elemento, es la escasa  experiencia administrativa, 8 de 13, no señalan en sus currículos públicos experiencia en la administración pública.

La oferta triple de Sheinbaum, no fue satisfecha al 100%; sí es un gabinete muy académico, con una especialización proveniente de ese sector, y con poca experiencia gubernamental.

Fue una  gran oferta la emitida, pero es inusual encontrar al que cumpla con los tres requisitos, tanto en el ámbito federal como local.

Es un apuesta interesante que ha minimizado (o despreciado) un elemento esencial: la política.

Obdulio Ávila
Obdulio Ávila

Latest posts by Obdulio Ávila (see all)

Compartir