• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Azharuddin A. Rahman en una imagen de archivo de abril de 2016. Foto: AP

Azharuddin Abdul Rahman, quien encabezó la primera búsqueda del Boeing 777 que desapareció tras iniciar la ruta Kuala Lumpur-Beijing, renunció ayer a la dirección de la Autoridad de Aviación Civil de Malasia.

El 8 de marzo de 2014, Azharuddin era el jefe del departamento de Aviación Civil malasio y encabezó las primeras actividades para localizar la nave de Malaysia Airlines que realizaba el vuelo MH370 y desapareció tras 40 minutos en el aire.

Anthony Loke, ministro de Transportes, explicó que la renuncia fue presentada para tomar responsabilidad tras la difusión este lunes del informe sobre el hecho, el cual determinó que por falta de evidencias era imposible determinar la causa específica de la desaparición.

El ministro habló a la prensa tras presentar en el parlamento malasio el informe, el cual muestra cómo los procedimientos estándares no fueron seguidos luego de conocerse la desaparición del avión con 239 pasajeros.

El burócrata añadió que aún se encuentran trabajando controladores aéreos que hace cuatro años estaban en funciones, a quienes se está investigando.

El dato: 

  • El avión, con 239 personas a bordo, viajaba desde Kuala Lumpur a Beijing cuando desapareció.

El reporte difundido el pasado lunes señala que por falta de evidencia, como los restos de la nave o de las llamadas cajas negras, es imposible determinar la causa de la desaparición del Boenig 777. Consideró probable que la desaparición de la aeronave se haya debido a alguna clase de manipulación de sus controles más que a problemas técnicos, pero la falta de evidencias impide hacer una conclusión específica.

Sin embargo, quedaron preguntas sin responder, como la causa de la tardanza por parte de las autoridades aeronáuticas malasias y de Vietnam para iniciar la búsqueda, razón por la cual en los primeros minutos las tareas de rescate se efectuaron en una zona equivocada.

Por su parte, Azharuddin emitió un comunicado en el cual señala que dimitió tras mucho pensarlo, pero sin hacer alguna otra consideración, salvo que su renuncia será válida tras 14 días de haberse dado a conocer.

Agregó que en los pasados cuatro años hizo todo lo posible por apoyar a las dos misiones de búsqueda del Boeing 777, la multinacional de Australia, China y Malasia, y luego la privada de la estadounidense Ocean Infinity.

El ministro malasio de Transporte agregó que una fuerza de tarea ya indaga si hubo errores en la actuación de los equipos de tierra y se tomarán las acciones debidas de acuerdo a lo que arroje ese equipo de trabajo.

Compartir