• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Foto: Especial

La labor del maestro es adoctrinar, no obligar a memorizar. Son 12 años continuos los que Óscar Washington Tabárez lleva al frente de la selección de Uruguay, 14 si contamos su participación antes y durante la Copa del Mundo Italia 1990. En todo ese tiempo El Maestro, como bien le saben decir, se ha encargado de implementar una filosofía de juego, que ha trabajado desde las inferiores hasta el representativo mayor.

El portero Muslera, Godín, Chema Giménez, Sebastián Coates, Pereira, Cáceres, Torreira, Vecino, Bentancur, Laxalt, Stuani, Maximiliano Gómez, Cavani y Suárez, todos ellos juegan en Europa y fueron convocados al último Mundial; sin embargo, son parte de una camada que en su momento fue guiada desde inferiores por Tabárez, quien, a diferencia de otros técnicos nacionales, se encarga de un escauteo minucioso para las nuevas promesas.

“El intento de mejorar se hace cuando se continúa en algo. Sé que Uruguay va a continuar su cultura futbolística, su historia. Hay cosas positivas, indiscutibles, no quiere decir que las sigamos haciendo los que estamos ahora”

Óscar Washington Tabárez

Técnico de Uruguay

Su bastón y su edad no le son impedimento, aunque los rivales esperen que él abandone su corazón lleno de gallardía no se quiebra ante las inclemencias, no causa miedo, ni lastima, causa respeto, ya corrió, trotó y luego caminó; hoy precisa de apoyo para mantenerse de pie. Tiza y pizarra, el maestro trata a sus estrellas como uno más, la humildad es su principio básico, porque tiene claro que agachar la cabeza nunca fue de uruguayos, pero tampoco lo fue la soberbia.

Gráfico: La Razón de México

Así es como Óscar Washington, más que un entrenador es un guía. En su momento, cuando la selección charrúa era afamada por su juego fuerte, que muchos calificaban como sucio, y clasificar a los Mundiales se volvió un imposible, el maestro llegó a imponer runa nueva mentalidad, respaldado aun en hombres como Diego Forlán, el zaguero Diego Lugano y un viejo conocido del futbol mexicano, Sebastián Abreu, quien en una entrevista afirmó que no se imagina a Uruguay sin su timonel.

“Ni a nivel directriz ni social ni deportivo ni personal. Ya está planificada la próxima Copa América y el inicio de las clasificatorias. Si no surge algo extraño, seguiremos disfrutando de la mano de él”.

El estratega de 71 años de edad se recibió como docente en el Instituto Normal de Montevideo y ejerció su profesión durante varios años e incluso llegó a ser director del colegio N° 30 de la capital uruguaya. En una entrevista a la revista argentina La Garganta Poderosa, Tabárez se declaró como “muy hincha de la educación pública” y contó una historia sobre sus días como profesor en los que quedó impactado por la pobreza.

“La primera vez que fui a una escuela carenciada vi a una niña que le quitó la cáscara a una banana y la tiró al suelo. Me acerqué para decirle que eso debía ir a la papelera, pero en el ínterin apareció otra nena que levantó la cáscara y se la comió”, relató.

“Positivo es lo que venimos intentando desde hace tiempo, de vez en cuando hemos logrado algo. Hoy lo único que se terminó fue un sueño, pero comienzan otros. Van a venir partidos de preparación, una Copa América, el inicio de una nueva fase de clasificación”

Óscar Washington Tabárez

Técnico de Uruguay

A la par de su trabajo como docente fue desarrollando su carrera como jugador y posteriormente como técnico. Cuando llegó a dirigir el Peñarol en 1987, equipo con el cual ganó la Copa Libertadores el mismo año, se le exigió dedicación a tiempo completo. Sin embargo, nunca dejó de educar.

“Siempre decía que ser un jugador de futbol es una profesión, pero es la forma en que te comportas como ser humano lo que es importante. Puedes ser un jugador talentoso, pero si no te comportas bien, se reflejará negativamente en ti y en tus equipos”, señaló Diego Forlán a The Wall Street Journal.

  • El Dato: Ejerció como maestro en las escuelas del Cerro, Paso de la Arena y La Teja. Como futbolista, se desempeñó en las posiciones de zaguero central y lateral derecho entre 1967 y 1978.

La selección de Francia fue la que los echó de Rusia 2018 y el maestro, con la cara en alto, aceptó la derrota y dejó alguno que otro mensaje para la reflexión. “Francia es un equipo muy poderoso, creo que tiene vínculo con nosotros, de respeto, culturales, que vienen desde siempre. Yo fui al liceo público y el primer idioma que me enseñaron, aparte del español, fue el francés”, dijo. También destacó que el primer gran triunfo internacional de Uruguay fue en Francia y que el primer gol del Mundial de 1930 lo hizo un francés en Montevideo.

Así, ya con una movilidad muy a cuentagotas, producto de una enfermedad que no le permite caminar al ciento por ciento, Tabárez, quien terminó su vínculo con la Asociación Uruguaya de Futbol (AUF) con el partido contra los galos, parece que estará un rato más, luego de que el presidente de la AUF, Wilmar Valdez, dijera que si por él fuera, el maestro seguiría siendo el DT de la selección mayor, y con su rango actual, que implica el manejo de todas las divisiones, para ir viendo a los más jovencitos, por dónde vienen las potenciales estrellas; sin embargo, el mandato del federativo está terminando y, con ello, la permanencia de Óscar Washington también.