El mundo se despide del Nobel de la Paz, Kofi Annan

La canciller Angela Merkel, el presidente ruso Vladimir Putin, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu entre otros líderes mundiales lamentaron el fallecimiento de Kofi Annan

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Foto: WEB

Líderes de todo el mundo rindieron tributo al premio Nobel de la Paz Kofi Annan, fallecido hoy y que fue recordado como un gran secretario general de la ONU (1997-2006) por su “inspiradora” apuesta por la paz.

El ghanés Annan, que recibió el Nobel en 2001, era, “en muchos sentidos, las Naciones Unidas”, según el actual responsable de la ONU, António Guterres, quien lo calificó de “referente y guía”.


Nada más conocerse el fallecimiento hoy de Kofi Annan en Suiza a los 80 años tras una corta enfermedad, los mensajes de condolencia no dejaron de producirse por parte de responsables políticos en ejercicio y también de líderes con los que coincidió durante su larga carrera diplomática.

La mayoría recordó al diplomático africano como un “estadista” cuya labor fue una “inspiración” y un ejemplo para todos y se destacaron su carisma e integridad personal en la defensa del multilateralismo y la paz.

La canciller alemana, Angela Merkel, coincidió en calificarlo de “destacado estadista” y una “fuente de inspiración”, mientras el expresidente de Estados Unidos Barack Obama (2009-2017) dijo de él que era una persona con “integridad, persistencia y optimismo” que “encarnó la misión de Naciones Unidas como pocos”.

También el presidente ruso, Vladímir Putin, se sumó a los homenajes y destacó especialmente la sabiduría y el coraje del ex secretario general de la ONU, de quien dijo que admiraba “su capacidad para tomar decisiones sopesadas incluso en las situaciones más críticas y difíciles”.

Por su parte, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, incidió en que Annan será recordado “como un hombre de acción internacional”, que “luchó contra el antisemitismo y la negación del Holocausto”.

En Bruselas el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, alabó además su legado de “empatía” y “destacable servicio público”, mientras la alta representante de la UE para la Política Exterior, Federica Mogherini, lamentaba “la pérdida de uno de los más grandes hombres de nuestro tiempo”.


El jefe del Gobierno español, Pedro Sánchez, habló de Annan como un “gran humanista”, del que nos queda “su legado para seguir trabajando a favor de la paz, la seguridad y por reforzar la defensa de los derechos humanos”, mientras el presidente francés, Emmanuel Macron, recordaba su “mirada tranquila y resuelta”.

cls