El ocaso de una era

ARQUETIPO FUTBOL

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

Sin Leonel Messi en la terna final, y con muy pocas probabilidades de ganar para Cristiano Ronaldo, ayer se conocieron los tres nombres que buscan la distinción de ser el mejor jugador del planeta, según la FIFA. Junto con el portugués está el egipcio Mohamed Salah, del Liverpool, y el gran favorito, subcampeón del Mundo con Croacia y ganador de la “Orejona”, Luka Modrić, quien ya es el mejor jugador de la UEFA 2018.

Fueron 11 años consecutivos en los que Messi apareció entre los tres finalistas, obteniendo el premio en cinco ocasiones. Y son 10 años en los que Cristiano y el rosarino dominaron el mundo, con los cinco trofeos que también conquistó CR7. Aunque vale la pena aclarar que, en esta última década, en dos nominaciones se impuso la polémica.

La primera fue en 2010, después de que España venciera en tiempos extras a la selección de Holanda en la final del Mundial disputado en Sudáfrica, lo más lógico era que un español obtuviera el premio; Xavi y Andrés Iniesta acompañaban al argentino en el podio, el resultado: Messi ganador. Sorpresa absoluta a nivel mundial. Es importante señalar que; desde ese año hasta 2015, el premio FIFA World Player y el Balón de Oro se fusionaron para dar vida a una gala al estilo Hollywood.

Con aquel premio, Messi puso fin a una racha de que el ganador del Balón de Oro en año mundialista, siempre quedaba en manos de un campeón del mundo; esto desde 1995, cuando la revista francesa encargada de otorgar el galardón quitara el candado que sólo permitía a los jugadores europeos llevarse el título. Fue así que Zidane, en 1998 Ronaldo, en 2002; y Fabio Cannavaro, en 2006, fueron coronados los mejores del mundo junto con sus selecciones.

¿Por qué no ganó Andrés Iniesta, el favorito de la afición aquel 2010? Porque Xavi Hernández, su cómplice número uno y socio para dominar el mejor futbol del mundo, también estuvo nominado; los dos españoles obtuvieron 17% de la votación, por 23% del argentino; es decir, si Iniesta hubiera competido mano a mano con Messi, hubiera ganado sin problema; pero así es la democracia moderna: un solo voto puede ser la diferencia.

En 2014 sucedió un fenómeno similar, pero esta vez fue Cristiano quien se llevó el galardón, a pesar de la soberbia actuación de la plantilla alemana en Brasil 2014; pero era ya la euforia por CR7, que ningún jugador alemán pudo transformarse en un “rockstar” y ni el meta Manuel Neuer pudo hacerle sombra al nacido en Madeira.

Estas discrepancias de criterios y posibles amaños al viejo estilo FIFA hicieron que la revista francesa rompiera con FIFA y desde hace dos años, nuevamente ambos premios se entregan por separado. Y no quiero pensar mal, pero parece que la FIFA nuevamente se la aplicó a France Football, ya que en la terna no aparece ningún jugador francés, ni siquiera el consentido de los galos, Antoine Griezmann.

Pero no se preocupen amantes de la justicia deportiva, porque puedo apostar que los franceses nuevamente pondrán equilibrio al asunto y el Balón de Oro 2018 será para un campeón del mundo. Mientras que el The Best (antes FIFA World Player) seguramente será para Luka Modrić. Y así, poco a poco, los dos nombres propios más importantes en el futbol durante la última década se van borrando.

Daniel Alonso
Daniel Alonso

Latest posts by Daniel Alonso (see all)

Compartir