• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
El exbasquetbolista en un partido en la CDMX. Foto: Mexsport
El exbasquetbolista en un partido en la CDMX. Foto: Mexsport

La selección nacional de basquetbol de México parte hoy para Barranquilla, Colombia, con la firme convicción de buscar una medalla en la edición de los XXIII Juegos Centroamericanos y del Caribe 2018. A media semana tuvo su último partido de preparación frente al USA All Star, al que vapuleó por marcador de 96-66, lo que le da el empuje y la confianza necesarios para ir por el metal.

Sin embargo, esa dosis de motivación no es el único argumento que los aztecas tienen, pues a decir de Horacio Llamas, una voz autorizada en la materia y quien habló en exclusiva para La Razón, el combinado también posee la experiencia, capacidades técnicas y también físicas para darle batalla a cualquier rival.

“Los jugadores se han mentalizado en ganar, hay buenos jugadores, en cada posición se ve a un representante sólido. Ellos están preparados para un juego técnico y también para un juego físico. Los jóvenes que están en Europa traen mucho rodaje y eso seguro que ayudará; ellos son la esperanza de todos nosotros para ganar la medalla de oro”, comentó el exbasquetbolista, quien fuera el primer mexicano en pisar las duelas de la NBA.

Gráfico: La Razón de México

El oriundo de Rosario, Sinaloa, también comentó sobre las exigencias paraa los 12 Guerreros y en eso fue insistente: la medalla de oro.

“Soy de la idea de que sí se tiene que ganar la de oro, no podemos pensar en menos, tenemos que ir siempre por lo mejor. La brecha entre los equipos de Centroamérica y nosotros es muy corta y hay que tener que pelear duro, pero estoy seguro de que nos va a ayudar todo lo vivido en las prácticas y en otras competencias, además de la experiencia que traen los jugadores”.

En lo que respecta a las concesiones que se les dio a algunos elementos del combinado para ausentarse de algunos entrenamientos y del juego del pasado miércoles, ante USA All Star, el que fuera reconocido por muchos como uno de los mejores pívots que México ha producido, mencionó que hay que entender que jugadores como Ayón vienen de competencias muy exigentes y precisan descansar.

“Los jugadores vienen de disputar finales y viene de competencia muy exigentes, si los explotamos de más, se nos van a romper. Gustavo viene de jugar Euroliga y tiene que recuperarse para que no se lastime, él estuvo contra Estados Unidos y rindió lo que pudo, pero no lo podemos estar exprimiendo porque se nos va a acabar”, declaró, con una notable molestia.

  • El Dato: El timonel del combinado mexicano, Iván Deniz, resaltó que el oro es la prioridad y no hay excusas en el grupo.

Finalmente, el que fuera jugador de equipos como Phoenix Suns, Milwaukee Bucks, Soles de Mexicali y Pioneros Quin Roo afirmó que esta época está siendo marcada por una de las mejores generaciones de basquetbolistas de la historia.

“Estamos en uno de los mejores momentos del basquetbol mexicano, porque hay gente en Europa, los de las universidades vienen apretando y eso a la larga va a generar competencia. Ya no podemos estar esperanzados en los jugadores de 40 como lo hacíamos antes, hoy nuestros jóvenes son la esperanza”, concluyó.

Jorge Gutiérrez va por su propia batalla

Jorge Gutiérrez, uno de los representantes de la selección de basquetbol de México que más ilusiona por su trayectoria en equipos de Estados Unidos y porque actualmente se desempeña en el Aquila Basket Trento de Italia, expuso que a estos Juegos Centroamericanos y del Caribe va con la enmienda de tener la máxima participación que se pueda, haciendo a un lado sus lesiones en rodilla y los fantasmas de quedar rezagado en la banca.

“No es fácil estar sentado y ver cómo mis compañeros se matan adentro de la duela, no quiero pasar por eso y ojalá termine de recuperarme pronto para apoyarlos en los centroamericanos, ahí tenemos que ir por la medalla, ya lo dijimos antes y lo seguiremos diciendo”, declaró.

El basquetbolista de 1.91 metros de estatura también agregó que ante la insistencia que hay por llamar a jóvenes, su tarea, como uno de los más experimentados, es darles un buen ejemplo.

Compartir