• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Verificado 2018 es un instrumento para detectar discursos mentirosos y noticias falsas durante el proceso electoral

El tigre. El alacrán recuerda la analogía del pueblo bronco como tigre en voz de Jesús Reyes Heroles, instrumentador, operador y reformador del “sistema político mexicano”, como lo llaman en el Colmex y el Cide, mientras a ras de tierra se le padeció como el “sistema político priista”. Al funcionario y teórico le gustaba la frase de “no despertar al tigre”.

El escorpión también revive el “Zócalo Rojo”, aquella protesta del Frente Democrático Nacional en 1988, luego de las dudosas elecciones y la “caída del sistema”. El venenoso atestiguó la indignación colectiva y la presión sobre la dirigencia del Frente para, ahí mismo, desde la panza hambrienta del tigre, tomar el Palacio por asalto. La transformación de la energía de ese tigre derivó en la formación del PRD.

En 2006, el tigre despertó ante otras dudosas elecciones y el uso de un algoritmo (se dijo, y entonces pocos entendían el término) para modificar el conteo computarizado de los resultados preliminares. En el plantón de Reforma se adormeció y amarró otra vez al tigre.

 

Verificado 2018 es un instrumento para detectar discursos mentirosos y noticias falsas durante el proceso electoral

 

Los tiempos han cambiado y las elecciones del 2018 serán diferentes, se repite el artrópodo, a pesar de la abrumadora evidencia en contrario: guerra sucia, insultos, canalladas y bajezas disfrazadas de “lucha electoral y política”.

El sesgo. De los muchos temas a discutir del libro de Esteban Illades, Fake News (Grijalbo, 2018), al venenoso le llama la atención el llamado “sesgo informativo” o “razonamiento motivado”, por medio del cual los lectores sólo leen y creen las notas y columnas coincidentes con su punto de vista y sus ideas sobre tal o cual asunto y punto. Cada quien en su burbuja.

El alacrán observa lo mismo en muchas columnas periodísticas: ya sólo se creen y se hablan a sí mismas, no hay diálogo, información, discusión pública ni debate periodístico; imperan el encono patológico y las fobias reiteradas, la cerrazón, las acusaciones y las advertencias de catástrofe.

Verificado 2018. Esta semana surgió este instrumento para detectar discursos mentirosos y noticias falsas durante el proceso electoral. En la iniciativa participan más de sesenta medios, organizaciones civiles y universidades, además de Facebook, Google News Lab y Twitter.

La participación de corporativos multimediáticos recuerda aquel fallido “acuerdo para no difundir noticias violentas”, propuesto por las mismas empresas hace unos años. Aquí los regulados se van a regular. Ojalá, pero la iniciativa en la cual se inspira, Verificado19S, fue una respuesta de la gente de a pie ante la ineficiencia del gobierno y las fake news tras de los sismos de septiembre pasado, y fue ajena a los contradictorios intereses involucrados ahora.

Latest posts by Alejandro de la Garza (see all)

Compartir