Elecciones Edomex: un perdedor

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

El 4 de junio los mexiquenses acudirán a las urnas para elegir gobernador. Más de 11 millones de ciudadanos expresarán su voluntad para determinar al ocupante de la Casa Estado, sede del Poder Ejecutivo.

La importancia de estos comicios no es exagerada: el Edomex cuenta con casi 16 millones 200 mil habitantes, lo que lo convierte en la entidad federativa con mayor población en el país (13.5% del total nacional).

Independientemente del aspecto poblacional, hay otras variables que estimulan la atención pública en la elección. Una es, por supuesto, que el Presidente de la República es oriundo del Estado de México. Otra es que se trata de una entidad donde no ha habido alternancia entre partidos. Incluso hay quien señala que el resultado de este proceso prefigurará los comicios federales del próximo año.

A diferencia de procesos anteriores, existe cierta incertidumbre sobre el resultado. Si bien la mayoría de las encuestas muestra al aspirante del PRI como puntero, su margen de ventaja no es lo suficientemente amplio como para asegurar su triunfo de antemano. Dichas encuestas presentan con posibilidades de victoria a las candidatas de PAN y Morena. Previsiblemente, cada uno de ellos ha intentado volver más atractiva su oferta de gobierno, contrastándola con las de sus adversarios. Sin embargo, es notorio que existe un asunto en el que Josefina Vázquez Mota, Delfina Gómez y Alfredo del Mazo están de acuerdo: la negativa a reconocer legalmente los matrimonios igualitarios.

La posición de la abanderada blanquiazul es previsible. El panismo se ha opuesto casi siempre en el nivel local a que los homosexuales gocen de los mismos derechos que los heterosexuales. A pesar de considerarse como defensores de la libertad individual frente a un Estado omnímodo, los panistas no encuentran contradictorio justificar la intervención estatal en las recámaras de los ciudadanos. En ese sentido, el PAN ratifica su postura habitual. El caso de la candidata morenista resulta difícil de entender. Esto porque en México han sido los partidos de izquierda los que han reivindicado los derechos de las minorías sexuales. Cuestionada varias veces sobre su postura respecto al matrimonio igualitario, la maestra Gómez ha optado por evadir cualquier compromiso.

Alfredo del Mazo ha sido el más tajante respecto a su negativa de reconocimiento a los matrimonios igualitarios. Señaló estar en contra, pues estas uniones atentan contra los derechos de la familia. Esta posición representa una ruptura respecto a la iniciativa presentada por el Presidente Peña Nieto hace justo un año. La propuesta presidencial buscaba regular federalmente los matrimonios, impidiendo que los Congresos locales (como el mexiquense), siguieran obstaculizando las bodas gay.

Hay algo de pesar al comprobar que en el estado con mayor número de mexicanos (y posiblemente de homosexuales) ninguno de los candidatos a gobernador esté comprometido con el reconocimiento de la igualdad entre las parejas mexiquenses, independientemente de su sexo. Más allá de quien resulte vencedor en las elecciones, es evidente que el matrimonio igualitario será el gran perdedor.

mauricio.ibarra@razon.com.mx
Twitter:
@mauiibarra

Mauricio Ibarra

Mauricio Ibarra

Abogado (UAM) y maestro en Economía y Política Internacional (CIDE).
Mauricio Ibarra

Latest posts by Mauricio Ibarra (see all)

Compartir