• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
El Instituto Nacional Electoral, a través de la Comisión de Fiscalización, revisó este lunes los gastos de campaña de los candidatos que participaron en el proceso del 1 de julio. Foto: Especial
El Instituto Nacional Electoral, a través de la Comisión de Fiscalización, revisó este lunes los gastos de campaña de los candidatos que participaron en el proceso del 1 de julio. Foto: Especial

Edmundo Jacobo Molina, secretario Ejecutivo del Instituto Nacional Electoral (INE), informó que el 12 de septiembre, el Consejo General de este organismo sesionará para votar a favor o en contra de mantener el registro de los partidos Encuentro Social y Nueva Alianza.

Lo anterior luego de que la Junta Ejecutiva del INE emitiera el lunes pasado la declaratoria de pérdida de registro de ambos partidos; aunque como lo marca la ley, éstos fueron emplazados en su momento a que en 72 horas presentaran sus argumentos de defensa.

El plazo para que ambos partidos presentaran sus alegatos y argumentos venció este jueves, a las 10:00 horas, mismos que fueron recibidos en tiempo y forma, y se agregarán al expediente que revisarán los consejeros, quienes determinarán si desaparecen o no dichos partidos.

Molina dijo que de esta manera trabajarán en un nuevo dictamen de declaratoria, integrando los alegatos de los partidos que pondrán a disposición del Consejo General del INE, mismo que tendrá la última palabra.

Explicó que el finiquito de los partidos corre en dos vías: la primera, con la utilización de las prerrogativas que tenían para el resto de este año, y que servirán para liquidar a sus trabajadores conforme a la ley, así como hacer frente a los adeudos con proveedores de servicios.

“De hecho, ya hay un interventor en cada partido para que en el momento que se dé la declaratoria de pérdida del registro, actúe directamente en las finanzas de los partidos”, detalló.

La segunda vía, abundó Edmundo Jacobo Molina, corre por cuenta del INE, quien se encargará de pagar a los interventores, con un techo máximo de gastos y en la medida de lo posible, acelerar los procesos de liquidación.