• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
El sexto foro de Escucha, en una universidad de Tijuana, ayer. Foto: Especial
El sexto foro de Escucha, en una universidad de Tijuana, ayer. Foto: Especial

Con decenas de víctimas gritando a unísono, “ni perdón ni olvido: justicia”, se desarrolló el sexto Foro Escucha por la Pacificación y Reconciliación Nacional en Tijuana, Baja California.

En la Universidad Iberoamericana de Tijuana, Fernando Ocegueda, presidente de la asociación Unidos por los Desaparecidos de Baja California reclamó a los anfitriones del foro, Alfonso Durazo, próximo secretario de Seguridad; Alejandro Encinas, futuro subsecretario de Gobernación, y Loretta Ortiz, coordinadora nacional de los Foros Escucha, que “siempre reciben promesas de los gobiernos, pero nadie cumple”. 

Gráfico: La Razón de México

Asimismo, exigió justicia, reparación del daño y castigo a los culpables: “las autoridades federales y locales deben pedir perdón a las víctimas; el perdón es al revés, primero las autoridades y luego veremos. Que se cumpla lo que se ha prometido, queremos justicia”, expresó. 

Por su parte, Adriana Jael Manuel, representante de la Organización Voces en Resistencia, recordó que Baja California ocupa el séptimo lugar a nivel nacional en materia de desapariciones, con mil 275 personas no localizadas. 

“No podemos pasar al tema de la reconciliación o del perdón sin que antes se garantice la verdad a quienes hoy tienen desaparecido a un padre, a un hijo, a un hermano o a un amigo. Verdad y justicia primero, perdón después”, exclamó. 

En su turno, Alfonso Durazo fue interrumpido por decenas de víctimas, quienes lamentaron que sólo se diera voces a líderes de organizaciones. 

“Yo tengo a un familiar desaparecido”; “mi hermano fue secuestrado y nadie hizo nada”; “queremos hablar” fueron parte de los reclamos. 

Ante el clamor de las víctimas, Durazo Montaño se comprometió: “Yo voy a escucharlas una por una terminando la inauguración, aunque me vaya hasta mañana, a eso venimos, cuenten con ello”.

Aseguró que “no les van a fallar” y que si lo hacen, el pueblo tendrá la facultad de sacarlos del gobierno. 

Al término del foro se instalaron mesas de trabajo, en las que grupos vulnerables, migrantes, víctimas de violencia de género y autoridades buscaron opciones para reducir la violencia y la delincuencia en Tijuana.

Entre las peticiones realizadas por las víctimas destacan: Desmilitarizar la seguridad pública; que la federación destine un porcentaje del dinero que se quita al narco para la reparación del daño a víctimas; que parte de los bienes enajenados al crimen organizado se otorguen a organizaciones defensoras de Derechos Humanos para abrir oficinas; así como la creación de una comisión local para la búsqueda de personas desaparecidas en Baja California, entre otras.

Cabe señalar que en los foros anteriores las personas afectadas tampoco han mostrado empatía con la propuesta de  amnistía; y han denunciado falta de protocolos para protección de testigos.