• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Un hombre huele la carne en un mercado venezolano, para saber si está en buenas condiciones, el pasado 19 de agosto. Foto: AP

Horas antes de la entrada en vigor de sus políticas para estabilizar la economía del país, el presidente Nicolás Maduro hizo un ajuste al alza a siete precios de los 25 acordados el mes pasado sobre la canasta básica, por los que su gobierno persiguió y hasta encarceló a comerciantes que no respetaron el tarifario. Los nuevos marcajes representan hasta 400 por ciento de aumento respecto al precio fijado anteriormente.

  • El dato: Diputados opositores alertan sobre la desaparición en los supermercados de los productos a los que se le fijaron lo precios, como la carne y sus derivados.

A través de la Gaceta Oficial Extraordinaria número 6.401, el régimen anunció incrementos en el costo de la mortadela, huevos, mantequilla, mayonesa, margarina, salsa de tomate y sal de mesa.

La mortadela es el producto que sufrió el mayor golpe, pues luego de que el kilogramo se adquiría en los mercados en 18 bolívares soberanos, los venezolanos tendrán que pagar ahora 90, lo que equivale a un 400 por ciento de aumento.

En segundo lugar se encuentra la salsa de tomate, que pasó de 36 a 114 bolívares soberanos, que representa un 216 por ciento de incremento, y en tercer lugar, la sal de mesa, que va de 13 a 31.50, es decir, un 142 por ciento más.

El menor incremento lo registraron el cartón de huevos de 30 piezas, 47 por ciento, y la mantequilla y la mayonesa, 66 por ciento cada una.

En la misma Gaceta Oficial, el gobierno bolivariano anunció los precios acordados de ocho productos de higiene, montos que fueron suscritos con 17 empresas nacionales e internacionales.

En el listado figuran los “precios justos” para el jabón de tocador, papel higiénico, toallas sanitarias, detergente en polvo, cloro, crema dental y desodorante.

Este no es el primer cambio que ordenó Maduro a los 25 productos cuyo precio fijó con carácter obligatorio el pasado 22 de agosto, aunque sí el el primer ajuste con proyección al alza. La primera modificación lo sufrió la harina de trigo panadero, que pasó de 52 bolívares de los nuevos a 20 unidades.

CRISIS SIGUE ESCALANDO. De acuerdo con el director de la empresa de estudios económicos Ecoanalítica, Asdrúbal Oliveros, la inflación que corresponde a agosto en Venezuela superó el 200 por ciento.

En su cuenta de Twitter, aseguró que la hiperinflación venezolana registró el mayor deterioro y reflejó la inestabilidad social, económica y política que vive el país con las medidas que emprendió el gobierno.

“En agosto, según la medición de @ecoanalitica, la inflación mensual superó el 200 por ciento… El ciclo hiperinflación venezolano escala un nuevo nivel, de mayor deterioro y mayor inestabilidad social, económica y política”, escribió el economista.

Por separado, el diputado opositor Rafael Guzmán, presidente de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional (parlamento desconocido por el gobierno), estimó que la inflación en Venezuela llegaría incluso a 500 por ciento, tras las medidas económicas del jefe de Estado.

“Con las medidas de ataque a la economía por parte del régimen a la fecha, en una semana la inflación superó el 50 por ciento, la Comisión de Finanzas hará los anuncios pero es muy probable que la inflación supere 400 y 500 % (el mes). Estamos hablando de que en una semana los precios se duplicaron seis veces”, dijo.

Guzmán criticó la regulación de precios aplicada a los 25 productos alimenticios pues fueron acordados con los productores sin considerar el aumento al salario mínimo de hasta 35 veces, que rige desde 1 de septiembre.

Jubilados no pueden disponer de pensión

Aunque el ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, indicó el 29 de agosto que a partir del pasado sábado los pensionados verían un depósito en sus cuentas por mil 800 bolívares soberanos, dinero que podrían disponer “cuando quisieran”, el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS) corrigió que la entrega de la prestación se haría de manera gradual.

De acuerdo con el IVSS, el pago a jubilados se hará de manera fraccionada, a lo largo de dos semanas. El primero, con monto de 450 bolívares, se entregó el sábado; el segundo, para el próximo viernes 7 de septiembre, por la misma cantidad, y el tercero, fijado para el viernes 14 de septiembre, por 900 bolívares soberanos.

Algunos de los pensionados que asistieron muy temprano a recoger su pago reprocharon que el gobierno se burla de ellos. “¿De qué sirve que hayan aumentado la pensión a medio petro si ya ni siquiera se consiguen los productos en los supermercados?”, dijo José Sánchez, en Twitter.

“Al salir del banco iba a comprar comida, pero ya no podré. Uno necesita el efectivo porque, si uno no paga con tarjeta, todo sale más barato”.