• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Un hombre exige al gobierno liberar a los presos políticos, en diciembre. Foto: Archivo Reuters

Un preso cada día. Éste es el saldo de represión del gobierno de Nicolás Maduro durante el mes de enero, según el reporte que ofrece la ONG Foro Penal Venezolano, que atiende a los arrestados por temas políticos en la nación sudamericana. De acuerdo con el organismo, la cifra de encarcelados por motivos políticos hasta  el lunes era de 233 personas.

“Se mantiene la misma estrategia de la puerta giratoria. Hasta finales de diciembre se excarcelaron 44 personas, pero desde esa fecha hasta ahora tenemos 30 nuevos presos políticos”, manifestó Gonzalo Himiob, director de la ONG, quien denunció que hay 5 detenidos que aún no han sido presentados en tribunales.

El más reciente fue Enrique Aristeguieta Gramcko, el único miembro vivo de la Junta Patriótica que en 1958 asumió el gobierno tras la caída del dictador Marcos Pérez Jiménez en Venezuela. El disidente de 85 años fue arrestado el pasado viernes en su casa, sin orden de captura, y recluido en El Helicoide, la mazmorra política del régimen.

  • El Dato: Los detenidos son estudiantes, profesionales e incluso militares, y los acusan de rebelión, de conspiración y terrorismo.

Himiob afirmó que los presos políticos para el gobierno son una especie de capital con el que se negocia en las reuniones con la oposición: “Para hacer creer al país que se está luchando en contra de la persecución, pero en realidad no es así; en todo caso se está maquillando un problema para hacerlo ver menos grave de lo que es”, expresó a El Nacional.

En lo que va del año han contabilizado 71 arrestos por razones ideológicas, expresó el activista de derechos humanos. Himiob denunció que la mayoría de las aprehensiones ha ocurrido dentro de los hogares de las víctimas, en horas de la madrugada, y por funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional y de la Dirección de Contrainteligencia Militar.

Los detenidos son estudiantes, profesionales e incluso militares, y los acusan de rebelión y de estar involucrados en planes de conspiración y terrorismo, según la ONG.

Presumen pacto. El gobierno de Venezuela aseguró ayer que llegó a un acuerdo con la oposición, en busca de soluciones a la crisis política y económica que afecta al país. El grupo opositor lo niega.

“Vinimos a firmarlo hoy (ayer) en República Dominicana”, manifestó con pluma en mano al llegar a Santo Domingo Jorge Rodríguez, ministro de Comunicación y quien encabeza la delegación negociadora por parte del gobierno. Rodríguez aseguró: “logramos conformar un acuerdo definitivo con la oposición”. El funcionario se abstuvo de comentar más detalles.

Julio Borges, coordinador del partido Primero Justicia y vocero de la oposición, rechazó que estuvo de acuerdo. Explicó a su llegada a la cancillería dominicana anoche, que su presencia en Santo Domingo es para evaluar “la posibilidad de seguir explorando los derechos de los venezolanos”. Aseguró que “cualquier cosa diferente no es cierto”.

Ambas partes se reúnen en Santo Domingo, como parte de la quinta ronda de la negociación bilateral.

El gobierno y la Mesa de la Unidad Democrática, una alianza de unos 20 partidos opositores, un equipo de negociación en un acuerdo en diciembre en Santo Domingo, con la mediación del presidente dominicano Danilo Medina y el exmandatario español José Luis Rodríguez Zapatero.

La oposición pide elecciones libres, un canal humanitario para enfrentar la escasez de alimentos y medicinas, el reconocimiento a la Asamblea Nacional y la liberación de presos políticos. El gobierno exige el reconocimiento por parte de la oposición de la Asamblea Nacional Constituyente y el repudio a las leyes contra los Estados Unidos contra Venezuela.

Con información de Agencias

 

Torturan al que tomó arsenal de armas

El abogado defensor del capitán retirado Juan Caguaripano Scott, declaró sobre las torturas que han realizado los funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), en contra de su cliente y hostigamiento hacia su persona y familiares.

Luis Argenis Vielma denunció que, durante el tiempo que lleva detenido Caguaripano, ha sufrido fuertes torturas tras conocerse los resultados de un informe forense que se le realizó en la medicatura de Bello Monte.

Según el informe, se conoció que por una descarga eléctrica, suministrada durante su reclusión, el militar retirado presenta el desprendimiento de ambos testículos.

Caguaripano fue privado de su libertad el 11 de agosto de 2017 y se le acusa de la toma del Fuerte Paramacay en Carabobo, traición a la patria, sustracción de armas, ataque, rebelión, entre otros.

El exmilitar está encarcelado en la sede del Sebin en El Helicoide, exactamente, en un lugar llamado “La Tumba”.

Además Vielma manifestó que soldados amenazaron con arrestar a sus padres.

Compartir