En estado de ebriedad, diputadas que gritaron “eeeh pu…”, acusa Morena

Rocío Nahle, coordinadora de Morena en San Lázaro, exigió una disculpa; el PRI asegura que gritaron "bruto" al legisladores morenista

Cuatro días después de que un grupo de diputadas del PRI gritó, en plena sesión ordinaria, “¡eeeh pu…!” al legislador morenista Ariel Juárez, la coordinadora de Morena, Rocío Nahle, exigió que estos priistas fueran sancionadores y que ofrecieran disculpas.

“Observamos que varios diputados durante la discusión (del presupuesto) estuvieron tomando bebidas etílicas. Las expresiones elitistas, clasistas que han estado haciendo no es de ahora. Sí pido que en el código de ética se aplique y que estas diputadas le den una disculpa pública a todo el pueblo de México. Podremos tener un debate álgido, pero nunca discriminatorio, homofóbico, por eso solicito a que conforme al código de ética se les castigue o reprenda con lo que marca dicho reglamento”

Rocío Nahle, coordinadora parlamentaria de Morena en San Lázaro

 

Posteriormente, en conferencia, exigió a las priistas Xitlalic Ceja, Cristina Sánchez Coronel, Arlet Mólgora Glover, Rocío Díaz Montoya, Gloria Himelda Félix Niebla y Jazmín María Bugarín Rodríguez pedir disculpas por las expresiones que hicieron el viernes pasado cuando se discutía el Presupuesto de Egresos de la Federación, y aludió que estas legisladoras estaban bebiendo alcohol.

“Estaban muy alteradas desde antes (de las agresiones al morenista), estuvieron de forma ofensiva, sobre todo con la diputada Sara Paola (Félix), ofensivas desde antes de que ella subiera a Tribuna a hacer sus reservas, ya desde abajo la estaban agrediendo. Se veían alteradas”.

Al ser cuestionada si consideraba que estaban alteradas por bebidas alcohólicas, respondió: “Sí, claro. Cuando digo alteradas es por eso”.

En tanto, el coordinador del PRI, César Camacho, defendió a dichas diputadas, pues afirmó que ellas “nunca gritaron lo que dicen que hicieron. Lo que las compañeras gritaron fue bruto y eso no constituye ningún agravio”.

Por lo anterior sostuvo que el PRI no dará disculpas. “Para que haya desagravio, debe haber agravio. Al revés, estamos agraviados por la actitud grosera y falaz de quien estaba haciendo uso de la palabra al punto que nos parece lo elemental de que retirara (las expresiones) del registro.

srv