• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Hipólito Mora, fundador de las autodefensas en Michoacán, ayer. Foto: Cuartoscuro
Hipólito Mora, fundador de las autodefensas en Michoacán, ayer. Foto: Cuartoscuro

En medio de reclamos de parte de familiares de las víctimas del delito y exintegrantes de las autodefensas se llevó a cabo el Segundo Foro para la pacificación nacional organizado por el próximo Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, en Morelia, Michoacán.

Durante la inauguración, Raquel González, presidenta de la asociación Viudas de Apatzingán, exigió que se ponga un alto a la inseguridad y la violencia en México y reclamó al próximo secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, dar seguimiento a las peticiones de quienes han sido lastimados por el crimen: “Ya queremos un México en paz”.

Con lágrimas, lamentó no saber siquiera dónde quedó el cuerpo de su esposo.

“Tenemos un coraje y una desesperación que no se pueden ocultar. Son muchas preguntas sin respuesta y a pesar de las terapias, para madres e hijos, no se puede sacar esto; nos marcó toda la vida”, expresó dentro de las instalaciones de la Universidad Michoacana de San Nicolás Hidalgo (UMSNH).

Por su parte, el exlíder de las autodefensas de Michoacán, José Manuel Mireles, abandonó el foro al afirmar que se trataba de una farsa.

“Estos foros son una charlatanería y pura política; son una farsa, porque no hay ningún luchador social ahí enfrente, como los que entregamos nuestra sangre por la causa. Ahí no está Semei, no está Hipólito; esto es una farsa”, expresó.

Enojado declaró ante los medios sentirse decepcionado al ver que estos encuentros son “pura pantalla y vitrina de políticos”.

Mireles explicó que tras apoyar a López Obrador durante toda su campaña, él mismo entregó el formato y estructura del Foro de Pacificación al hoy Presidente electo y en un principio estaba contemplada la participación de diversos luchadores sociales.

“Es injusto porque no vi a luchadores como Hipólito u otros. Lamento que a los luchadores sociales no se les voltee a ver, ni se les dé el lugar que merecen en público”, apuntó.

Por su parte, Hipólito Mora, otro de los fundadores de las autodefensas michoacanas, y cuyo hijo fue asesinado el 16 de diciembre de 2014, también lamentó no haber sido invitado como ponente.

  • El Dato: El titular de Seguridad Pública de Michoacán, Juan Corona, dejó el evento ante los reclamos de familiares de víctimas.

En entrevista afirmó que el perdón que pide Andrés Manuel López Obrador no le corresponde al Ejecutivo, porque es Dios quien decidirá a quién perdonar.

“Yo no les doy el perdón. Me voy con él a la tumba. Esa chambita se la dejó a Dios y Dios que decida a quién perdonar y a quién no; yo sigo con mis ideales”, expresó uno de los fundadores de los grupos michoacanos de defensa.

El exautodefensa, quien fue invitado como oyente al Tercer Foro por la Paz, anunció que seguirá presionando al Gobierno de López Obrador para que se haga justicia en Michoacán y que no es lo mismo perdonar una bofetada que el asesinato de un hijo, por lo que el Presidente electo debe ser muy cuidadoso al pedirlo a las víctimas.

“Es fácil decirle a alguien perdona… pero tenemos que ser cuidadosos cuando le decimos a alguien que perdone y saber a quién le vamos a decir”, expresó.

Otro que abandonó el foro fue el secretario de Seguridad Pública de Michoacán, Juan Bernardo Corona, quien dejó el evento ante el continuo reclamo de familiares de las víctimas, quienes interrumpieron su participación con gritos y consignas en las que exigían justicia.

Apenas terminó su participación, en la que aseguró que se está trabajando para reducir la violencia y la delincuencia, salió de la universidad sin dar declaraciones.

“Gobierno recibirá una seguridad en ruinas”

El próximo secretario de Seguridad Pública federal, Alfonso Durazo, afirmó que la inseguridad que priva en México no se resolverá de un día para otro, aunque al final del próximo sexenio habrá un México en paz.

“El próximo Gobierno recibirá una seguridad en ruinas… y eso habla de la dimensión del reto que tendremos que enfrentar”, afirmó.

Al participar en el Segundo Foro para la Pacificación y la Reconciliación Nacional de México, en Morelia, Michoacán, el senador electo aclaró que no puede prometer el paraíso, pues sería irresponsable.

“No les vamos a prometer el paraíso, sería irresponsable; la situación de violencia que vive el país no se generó de un día para otro y no la vamos a resolver de un día para otro… este gobierno se va a comprometer a regresarles la paz y tranquilidad, de tal manera que en los primeros tres años la gente empezará a sentir la mejoría en la seguridad y entregaremos, sin duda, en 2024, un país de paz y tranquilidad para los mexicanos”, dijo.

Durazo afirmó que para resolver de fondo el problema de la inseguridad, es fundamental la participación de la ciudadanía, principalmente de las víctimas.

También indicó que es necesaria la creación de un programa de capacitación y profesionalización para elementos policiales y aseguró que las propuestas y demandas ciudadanas que emanen de los foros serán la guía para generar políticas públicas en materia de seguridad y justicia para el próximo Gobierno federal.

En tanto, la exministra de la Suprema Corte, Olga Sánchez Cordero, rechazó las críticas de que los foros se han caracterizado por ser “mucho ruido y pocas nueces”.

En breve entrevista afuera de la casa de transición de Andrés Manuel López Obrador, descartó que la encomienda del Presidente electo, de trazar una ruta de reconciliación nacional, no vaya a servir para nada.

Al contrario, dijo que servirá para formar las políticas públicas en materia de seguridad.

“No han sido pocas nueces, son los insumos para las políticas públicas. De aquí se extraerán las políticas públicas para la pacificación del país y dar una respuesta a lo que pasó”, expresó.

CNDH pide no caer en la impunidad. El perdón para delincuentes del que habla el próximo Gobierno federal para lograr la pacificación del país no debe derivar en impunidad, enfatizó el presidente de la Comisión de los Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez.

“Cualquier expresión de perdón que las víctimas pudieran otorgar, lo han dicho muy claro, no debe de traducirse en impunidad. O sea, el perdón no tiene que ser un significado de impunidad”, señaló el ombudsman tras participar en el “Foro Retos y Desafíos para la Igualdad Sustantiva, Pase de Estafeta”, en el Senado de la República.

Señaló que cualquier política de seguridad que se implemente debe tener en el centro a las víctimas de la delincuencia.

“Cualquier política que se implemente, lo hemos dicho, debe tener como atención las víctimas de delitos, de violaciones a derechos humanos”, agregó.

Con información de María Cabadas