• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Familiares y víctimas participan en el Foro de Pacificación realizado ayer en Acapulco, Guerrero. Foto: Especial
Familiares y víctimas participan en el Foro de Pacificación realizado ayer en Acapulco, Guerrero. Foto: Especial

A 3 años y 11 meses desde aquella noche del 26 y madrugada del 27 de septiembre del año 2014 en la que decenas de normalistas fueron atacados en Iguala, Guerrero, y 43 de ellos desaparecidos, el recuerdo sigue taladrando los tímpanos de “Marlboro”, un sobreviviente del caso, quien reserva su nombre por seguridad.

“Si me preguntas, lo primero que se me viene a la mente pues es bang, bang, los disparos de quienes nos atacaron; y que sí te digo, así sin rodeos, claro y concreto, los que nos atacaron el 26 y 27 fueron uniformados”, sentencia sin dudarlo en entrevista para La Razón.

Para Mario César González Contreras, padre de César Manuel González Hernández, uno de los estudiantes desaparecidos, el dolor continúa.

“Han sido años llenos de dolor, de un sufrimiento que no soy capaz de describir, que nos quitaron la vida; años en que el gobierno no ha hecho lo que le toca hacer. Nuestra lucha es digna”, narra con un evidente dejo de tristeza.

A sólo un mes para que el caso Ayotzinapa cumpla su cuarto aniversario, los familiares de los 43 normalistas desaparecidos realizaron una jornada de protestas que incluyó manifestaciones en la sede de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, la Procuraduría General de la República, la Secretaría de Gobernación y la Residencia Oficial de Los Pinos, entre otras.

“El Gobierno Federal se ha empeñado en que el caso no sea resuelto, hace falta voluntad política para lograr esclarecer el caso y por eso seguimos en pie de lucha”, asevera “Marlboro”.

Por su parte, César González afirma que seguirán manifestándose hasta conocer el paradero de sus seres queridos.

  • El Dato: El 4 de junio de este año, un tribunal ordenó constituir la Comisión de la Verdad para investigar el caso.

“No soy yo, como padre de familia de uno de los 43 normalistas, quien culpa al gobierno mexicano por la desaparición de nuestros hijos. Son las pruebas generadas por las instancias internacionales las que lo confirman. Si no fuera por ellos, estaríamos ahora llorándole a un pedazo que no es nuestro”, lamenta.

El Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, ha afirmado que reabrirá la investigación del caso Iguala e, incluso, que invitará al Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes para que retomen su indagatoria.

El hecho fue visto con buenos ojos por los padres de familia de los 43, sin embargo, para Melitón Ortega, vocero de las víctimas de este caso, es necesario que el próximo mandatario demuestre su voluntad con hechos y no palabras.

“Se han dicho muchas cosas, cosas y compromisos que nos parecen bien, pero hay que dejarlo bien claro, nosotros queremos hechos no palabras. Nuestro lema ha sido ‘Ni perdón, ni olvido’ y así seguiremos”, asegura Ortega a La Razón.

Para “Marlboro”, quien perdió a sus amigos y compañeros de estudio, el perdón no es una opción si no hay justicia.

“Así nos vamos a mantener. No puede haber perdón si no hay justicia, antes que el perdón está la justicia. Tiene que haber castigo a cada uno de los involucrados directa e indirectamente en el caso Iguala”, sentencia.

Sobre el Foro de Pacificación realizado ayer en Acapulco, el vocero lamentó que no hubieran sido invitados: “nadie nos ha buscado, nosotros esperaríamos que alguien nos informe, pero pues no, nada”, lamenta Ortega.

De acuerdo con el próximo mandatario, los foros recogen las voces tanto de expertos, autoridades federales, estatales, y municipales, así como de víctimas, para llegar a un acuerdo que permita reducir los índices de violencia y delincuencia.