En nómina del Poder Judicial, cuñados, sobrinos y hasta las “ex” de magistrados y jueces

Magistrados de San Luis Potosí, Durango, Quintana Roo, Puebla, Querétaro y Nuevo León, tienen a sus esposas, excónyuges, parejas, papás, sobrinos, tíos, cuñados y hasta suegras ocupando plazas en tribunales y juzgados de su adscripción o de otros.

Un estudio realizado por el consejero de la Judicatura Federal Felipe Borrego Estrada, establece que el artículo 97 de la Constitución faculta a jueces y magistrados para nombrar y remover a los funcionarios y empleados de los Tribunales de Circuito y de los Juzgados de Distrito.

Agrega que dicha disposición legal fue concebida para garantizar la autonomía de los jueces. Sin embargo, señala que ésta sólo ha servido para el nombramiento discrecional de parientes.

El estudio precisa que secretarios, actuarios, oficiales y administrativos “tienen familiares en el mismo circuito y en otros, influyen en la designación sin que sea posible iniciarles proceso o expediente por ningún tipo de responsabilidad.

“No sólo los magistrados de circuito y jueces de distrito logran generar redes clientelares haciendo mal uso de esta atribución. Los números muestran que muchos secretarios, actuarios, oficiales y administrativos poseen familiares en el mismo circuito y en otros. Claramente influyen en la designación, y lo hacen sin que sea posible incoarles (iniciarles proceso o expediente) ningún tipo de responsabilidad”, señala el reporte.

Destaca que se ha dado la multiplicación de “redes clientelares” dentro de los órganos jurisdiccionales, o bien con cruzamientos y “enroques” entre los diversos circuitos.

“En la práctica, ha ocurrido que los juzgadores intercambian empleos para sus familiares con colegas de otros circuitos, quienes corresponden en forma recíproca”, indica.

Revela que en San Luis Potosí, gobernado por el priista Juan Manuel Carreras, 16 de los 23 jueces y magistrados del Noveno Circuito tienen en la nómina a sus familiares.

Tres de ellos integraron a sus parejas o sus ex; seis, a sus hijos y siete a sus hermanos.

En cuanto a los trabajadores, 210 (31.53 por ciento) de los 666 habrían utilizado también sus influencias para ingresar a sus familiares a ese circuito.

En Quintana Roo, gobernado por el panista Carlos Joaquín, se encuentra el Vigésimo Séptimo Circuito, donde nueve de los 21 jueces y magistrados tienen a sus familias: tres a su pareja, uno a su papá y dos a sus hermanos.
Y de los 511 empleados, 136 (26.61 por ciento) incrustaron a su parentela.

En el estudio se exponen casos extremos, como el de un magistrado del circuito correspondiente a Durango, que integró a 17 miembros de su familia, entre hijos, hermanos, concuños, cuñadas, primos y sobrinos en puestos administrativos, como actuarios, secretarios de tribunal y juzgado, asesor jurídico y analista especializado.

El reporte destaca el caso de Puebla, donde 13 juzgadores emplearon a sus papás o mamás. Además de compartir empleo en el Poder Judicial con su papá, un magistrado de esta entidad ocupó a ocho de sus tíos como secretarios, actuarios y empleados administrativos.

Otros dos magistrados de Querétaro y de Nuevo León tienen a 14 sobrinos en la nómina de los circuitos judiciales correspondientes.

En Guanajuato un magistrado tiene a su excónyuge como oficial administrativo y a su actual pareja como secretaria del tribunal, además de emplear a dos hijos.

El Tercer Circuito de Jalisco ocupa el primer lugar nacional en contratar a los hijos de jueces y magistrados. Ahí hay 33 juzgadores que tienen en el mismo Poder Judicial Federal a 54 de sus hijos.

Por mencionar algunos ejemplos: uno de los magistrados de circuito tiene trabajando a sus cuatro hijos. Uno de ellos es oficial administrativo, dos más son secretarios de tribunal y de juzgado.

Rechaza el Consejo autoría del reporte

El Consejo de la Judicatura Federal rechazó que el reporte donde se exhibe el nepotismo de los jueces y magistrados de todo el país, haya sido realizado por el órgano colegiado, por lo que fue realizado por uno de sus integrantes y ante ello, anunció que se analizará a detalle, a efecto de “propiciar reflexiones”.

“Este órgano colegiado se apega a los principios de legalidad que le marca la Constitución y la normatividad del Poder Judicial de la Federación y con base en ellos, lo analizará. El documento fue entregado al término de la sesión del pleno del CJF, previo al receso constitucional de labores”, destacó.

Además, precisa que durante la administración judicial del Ministro Presidente, Luis María Aguilar se emitió un acuerdo en materia de nombramientos, para erradicar el nepotismo y prohibir la contratación de cualquier familiar hasta el cuarto grado de consanguinidad.   

Es en el Artículo 18 bis donde se especifica: “Los titulares de las áreas administrativas se abstendrán de proponer como candidato a ocupar la vacante respectiva o, en su caso, de otorgar nombramiento, a personas que fuesen cónyuge o parientes consanguíneos o por afinidad hasta el cuarto grado de algún titular de un órgano jurisdiccional o área administrativa del Consejo donde se encuentre adscrita alguna persona que sea cónyuge o pariente por consanguinidad o afinidad hasta el cuarto grado del área administrativa a la que se pretende adscribir al candidato correspondiente”.

Eunice O. Albarrán

mex7i-29.jpg