• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Novak Djokovic, tenista profesional.

Novak Djokovic no se dejó apabullar por los gritos de toda la hinchada que ayer fue a apoyar a Juan Martín del Potro al Arthur Ashe Stadium, el cual lució cerrado por las lluvias; el tenista serbio aguantó y no sólo eso: se supo reinventar, en cada game, en cada set y en cada raquetazo; sí, por momentos el saque y los martillazos del argentino lo pusieron en aprietos, pero la inteligencia del europeo pudo más. Así fue como se quedó con el US Open, tras imponerse por 6-3, 7-6 y 6-3 ante el argentino en la final de la competencia.

  • El dato: Asleigh Barty y Coco Vandeweghe se proclamaron campeonas de dobles del US Open; vencieron a Mladenovic y a Babos.

Con su gloria conseguida ayer, el serbio llegó a los 14 títulos y éste fue su tercer grand slam en EU, además de la bolsa de 3.8 millones de dólares, el cheque más grande en la historia del Abierto de Estados Unidos y que significa un aumento de 100, 000 dólares, en comparación con el de 2017. Y no sólo eso, Nole desbancó al tandilense del tercer puesto del rankings del ATP World Tour; mientras que el sudamericano pasó al cuarto puesto.

Juan Martín hizo énfasis en el calentamiento de sus piernas y también puso principal atención en su concentración, Novak preparó su saque; el nacido en Belgrado llegó como claro favorito por cualidades técnicas y las circunstancias del inmueble; el de Tandil fue el más apoyado.

Ya en las hostilidades, Djokovic jugó con los nervios de Delpo, quien se mostró impreciso, pero prontamente se recuperó y desde la primera manga se mostraron parejos. El sudamericano fue despacio y certero, mientras que el europeo buscó explotar su contundencia.

Juan Martín, en uno de sus saques, en la final del US Open.

Así, los dos titanes cerraron el primer set al 6-3, a favor de Djokovic, quien aprovechó un bajón del argentino en el octavo game del juego, ganó cinco puntos consecutivos y le quebró el saque. Además, nunca dejó lugar a que su rival tenga un punto de quiebre que lo incomode en ese primer parcial; simplemente el tandilense nunca pudo descifrar la encrucijada que le había plantado Novak.

Para la segunda manga parecía que Delpo comenzaba bien y se reponía, se quedó con el primer game, pero su rival se logró emparejar y así el latino cayó en la desesperación, mientras que el serbio ganó más confianza; no obstante, Juan Martín le puso garra y de ir 3-1 abajo, pasó al 4-3; luego se envolvieron en una batalla encarnizada y mantuvieron la igualada hasta que el segundo set se cerró en un 7-6 a favor del europeo.

Djokovic, durante uno de sus rechazos, ayer, ante Del Potro.

El tercer episodio parecía fácil para Nole, quien prontamente se fue al 3-1, pero el sudamericano se resistía a morir y llegó al 3-3, pero Novak es un competidor nato y su capacidad de pronta reinvención lo llevó a reponerse y finalmente, a base de concentración y golpes precisos, le sacó la tercera manga al tandilense, quien no alcanzó a llevarse ningún capítulo, apenas la satisfacción de que ofreció una gran batalla y sus lágrimas de frustración.

Ese segundo episodio, el más largo de la final, fue tan peleado que duró 1 hora con 35 minutos, mientras que el primero había durado 42; el tercero y definitivo paró el cronómetro en los 59; el cotejo se desenvolvió en tres horas y 16 minutos.

Compartir