• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Fue incluido en el Salón de la Fama del Rock and Roll como artista en solitario, el 15 de marzo de 2004. Foto: Especial
Fue incluido en el Salón de la Fama del Rock and Roll como artista en solitario, el 15 de marzo de 2004. Foto: Especial

El próximo 12 de septiembre, en Reino Unido, la casa de subastas Gardiner Houlgate realizará un evento en el que pondrá a la venta más de 500 guitarras y artículos relacionados con el rock’n roll.

Una de las más destacadas es la guitarra que utilizó el ex-Beatle George Harrison en el último concierto que ofreció la banda en The Cavern Club, ubicado en Liverpool, el 3 de agosto de 1963.

El instrumento es una Maton Mastersound MS-500 fabricada en Australia que utilizó mientras arreglaban la Gretsch 6122 Country, que utilizaba habitualmente, en un taller en Manchester. Se espera que alcance un precio de entre 391 mil 800 y 522 mil 400 dólares.

Además de ser uno de los cuatro músicos de una de las bandas más famosas, también era un multiinstrumentista, compositor, cantante, productor musical, productor cinematográfico y actor. “While My Guitar Gently Weeps”, “Something” y “Here Comes the Sun” son algunas de sus composiciones más famosas.

  • El Dato: Durante el primer viaje de la banda, George Harrison recibió un nuevo modelo de guitarra de la compañía Rickenbacker.

“Esta guitarra es muy especial, un enlace directo con los primeros días de la Beatlemanía y con esos conciertos que marcarían una época en The Cavern Club. Esperamos que suscite el interés de todo el mundo. Es muy raro que una de las guitarras de George Harrison salga a subasta”, aseguró el subastador especialista en instrumentos musicales Luke Hobbs.

En mayo de 2004 se vendió la guitarra Rickenbacker 425, perteneciente también al músico británico, en 657 mil dólares.

Otros de los objetos que destacan en la puja son algunos instrumentos que pertenecieron a Maurice Gibb, a Steve Howe, un amplificador de Pink Floyd y unos lentes de sol diseñados exclusivamente para George Harrison por Ray-Ban.

Compartir