Enciende Madonna a 18 mil fans en el domo de cobre

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

Con pole dance, irradiando sensualidad en sus coreografías, modelando lo mejor de la alta costura y exhibiendo un gran despliegue tecnológico de luces en el escenario, la Reina del Pop sorprendió a sus seguidores en su primera presentación en el Palacio de los Deportes como parte de su gira Rebel Heart, anoche, en la primera, de las dos presentaciones que brinda en la Ciudad de México.

Sin importar las más de dos horas de atraso, los fans de Madonna la recibieron con aplausos y gritos a las 22:18 horas (el inicio del show estaba programado para las 20:00 horas). Bailarines que portaban lanzas en forma de cruz subieron al escenario y minutos después la diva descendió de una jaula, portando un traje negro y una capa roja.

La canción con la que inició su show fue “Iconic” y luego continuó con “Bitch I’m Madonna”. Al finalizar este tema saludó al público gritando: “Te amo México”. Entre sus fans se encontraban personas que lucían atuendos de Madonna: capas, trajes de luces, leotardos y botas largas, incluso, algunas se disfrazaron de la pintora mexicana Frida Kahlo.

Fue al interpretar “Burning up” cuando fue ovacionada por sus seguidores al hacer acrobacias en un tubo. También “encendió” el Domo de Cobre al acariciar el trasero de una de sus bailarinas.

Continuó su presentación con las canciones “Hola Water” y “Davil Pray”. Antes de interpretar “Bosh shop”, dijo en español: “¿Listos?”, acto seguido sus fans acompañaron este tema con aplausos.

Al terminar este tema, la vocalista pop dedicó unos minutos para presentar a sus bailarines, quienes modelaron para ella. La estrella preguntó a sus fans: “¿Les gusta?, a mí también”.

Otros temas que sonaron en el Palacio de los Deportes fueron: “True blue”, “Deeper and deeper” y “HeartBreakCity”.

Uno de los momentos más esperados llegó cuando la rubia interpretó “Like a virgin”, tema que la llevó a la cima de la fama en 1984.

Acto seguido la tarima se convirtió en una fiesta taurina cuando interpretó “Living for Love”, luciendo un traje de luces negro con bordados en color plata, hecho en España especialmente para este tour. “La isla bonita”, fue uno de los temas más cantados por sus seguidores.

El productor y Dj originario de Montreal, Lunice, fue el encargado de calentar el ambiente antes del primer show de la estrella estadounidense en tierra azteca. El músico tuvo una participación de una hora.

Horas antes del concierto, los miembros del club de fans planeaban llevar globos rojos, en forma de corazón, al foro. ¿Para qué? Para alzarlos cuando Madonna interpretara el tema que le dio el nombre a la gira: “Rebel Heart”.
Alrededor de 200 personas se sumaron a la iniciativa sorprendiendo a la intérprete de “Music”.

Esta noche Madonna cierra el ciclo de presentaciones en el DF y parte hacia Texas, donde este 10 de enero continuará con su programa.

[click para ver gráfico
->http://www.razon.com.mx/IMG/mk/infoLR/entre25070116A.jpg]