FOTOS: Entrega De Mano a Mano 18 casas a afectados por sismo en Puebla

La asociación civil concluyó con la segunda fase de construcción de viviendas para los damnificados de San Lucas Colucan; también recibieron muebles, electrodomésticos, ropa y juguetes que fueron donados por el conductor Juan José Origel

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

La asociación civil De Mano a Mano concluyó con la segunda fase de construcción de viviendas para los damnificados por el sismo del 19 de septiembre de 2017 en la comunidad de San Lucas Colucan, Puebla. Y este sábado se realizó la entrega de las casas para las 18 familias que en esta ocasión fueron las beneficiadas por la fundación.

Desde las 10:30 horas, los voluntarios de la organización arribaron al poblado, como cada fin de semana, sin embargo, ésta vez no llegaron a trabajar sino a dar por terminadas las labores en las que participaron los últimos tres meses para que cada una de las familias recuperara su patrimonio perdido aquel trágico día del terremoto.

Los integrantes de De Mano a Mano se dirigieron a la parte alta del pueblo, ahí se encuentra el nuevo hogar de doña Anita Europa, en donde se realizó una breve ceremonia con corte de listón para hacer oficial la entrega de la vivienda, encabezada por los colaboradores Guillermo Serrano, Germán Sánchez, Sandra Alarcón y Francisco Zayas.

Sin embargo, la anciana no pudo contener la emoción al ver recuperado su patrimonio. “Yo nunca pensé que volvería a tener mi casa. Muchas gracias por construirla. Estoy muy contenta”, dijo mientras trataba de contener el llanto.

Los voluntarios repitieron la ceremonia en algunas de las nueve casas que se dieron este sábado —el pasado 14 de abril se entregaron las primeras nueve de 18— entre ellas la de Juan Méndez y su esposa, así como la de Carmen Méndez, quien agradeció a la fundación por edificar su vivienda y por la ayuda para que su pequeño hijo de cinco años de edad, quien ahora no puede ver, hablar y moverse tras sufrir un tumor cerebral.

“Muchas gracias, nunca me imaginé esto. Gracias a todas las personas que nos estuvieron apoyando. Ahora que tengo la casita lo que voy a hacer es cuidarla porque ustedes me la dieron con mucho esfuerzo”, comentó al tiempo que trataba de evitar que su voz se quebrara.

Para los colaboradores de De Mano a Mano ver la emoción en cada uno de los rostro de los beneficiados era el pago suficiente por todo el trabajo que realizaron.

“Ha sido muy emotivo hayamos logrado esta segunda fase. Se mejoraron las casas, las familias están muy contentas y vamos mejorando el pueblo. No sólo es un patrimonio, sino que estamos dejando una huella muy positiva de que cuando quieres lograr algo y haces el esfuerzo se puede. Ver las caras de felicidad de la gente es muy gratificante y hace que valga la pena todo el esfuerzo”, señaló Beatriz Garza, socia consejera de la fundación.

Tras finalizar las ceremonias en las que participó el padre Pablo Monjaras para bendecir las casas, los voluntarios y los pobladores convivieron en una fiesta en la que además de celebrar que ya tienen dónde vivir, los beneficiaros también recibieron donaciones en especie por parte de la empresa Costco.

También recibieron muebles, electrodomésticos, ropa y juguetes que fueron donados por el conductor Juan José Origel, quien recolectó todos los artículos desde que ocurrió el terremoto y finalmente eligió a San Lucas Colucan para otorgar los donativos.