• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Foto: Especial

El secretario de Desarrollo Social, José Ramón Amieva, informó que entregó a la Comisión de Reconstrucción cinco mil estudios socioeconómicos en los que se refleja el comportamiento en el grado de afectación y vulnerabilidad de las personas que resultaron dañadas en su patrimonio, y forma de vida, por el sismo del año pasado.

Al hablar en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento, explicó que se terminará con un primer ejercicio a finales de febrero: “Consideramos que a estos cinco mil 714 cuestionarios, muy probablemente se tendrán que adicionar cuando menos seis mil personas más. Andaremos cerca de las 14 mil”.

Señaló que la Comisión de Reconstrucción determinará cuáles serán los apoyos a las personas censadas para abandonar esta situación de vulnerabilidad y llegar a la conclusión de estado de afectación por el sismo.

Amieva expuso que las visitas se han concentrado a todas las delegaciones por regiones, principalmente la parte sur, Coyoacán, Tlalpan, Xochimilco, Milpa Alta, Tláhuac, la parte centro, la de Benito Juárez, Cuauhtémoc, Miguel Hidalgo, Venustiano Carranza y Gustavo A. Madero.

De acuerdo con el estudio socioeconómico, 65 por ciento de los afectados son mujeres, y 34.1 por ciento hombres. Tienen vida en pareja, 50 por ciento y casi 72 por ciento ingieren alimentos tres veces al día.

Sus principales ocupaciones son: empleados, trabajadores independientes, jubilados y pensionados. Además, dijo, es necesario conocer el ingreso familiar mensual que tiene cada una de ellas para determinar el grado de vulnerabilidad.

Más de 43 por ciento de las personas que han sido afectadas tienen entre 41 y 60 años residiendo en la Ciudad de México.

De acuerdo con el censo, en el tipo de vivienda, más de 50 por ciento es independiente, es decir unifamiliar y 41 por ciento, en departamento o edificio condominal, vivienda en vecindad, lo que se conoce como cuarto de azotea y un local adaptado para habitación; mientras que más de 75 por ciento reside en casa propia.

También permite conocer si existe un esquema jurídico que pueda generar un apoyo adicional en cuanto a la vivienda que ocupaban. Cerca del 86 por ciento son de losa de concreto; es decir, materiales de construcción a aquellas que pudieran presentar un tema precario que se encuentran principalmente en la zona rural.

Compartir