Entregaré un país estable: EPN

PULSO POLÍTICO

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

Como respuesta a las críticas, reclamos y acusaciones que le fueron hechos el sábado en la sede del Congreso de la Unión por diputados y senadores de Morena, incluido el líder de su bancada: el presidente Enrique Peña Nieto aseguró que a su sucesor, Andrés Manuel López Obrador, le entregará un país con estabilidad política, social y económica, finanzas públicas sanas, una deuda manejable con tendencia decreciente y con la inflación más baja desde hace 50 años.

Ante los presidentes del Congreso de la Unión, Porfirio Muñoz Ledo, y del Senado, Martí Batres Guadarrama, morenistas ambos, el Ejecutivo Federal aseguró que la nueva administración contará con un nuevo modelo energético, que liberará recursos públicos para fines sociales, con el mayor monto de 192 mil millones de dólares, además de otras, e inversiones directas en ese sector, ya comprometidas, por otros 200 mil millones más.

DE ESTO Y DE AQUELLO

Con esa declaración del próximo secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, de que el proyecto de construir dos pistas en la base militar aérea de Santa Lucía es viable, parece empezar a perfilarse anticipadamente lo que ocurrirá finalmente, más allá de cualquier otro informe o del resultado de la consulta pública, anunciada para octubre.

Eso, a pesar de que Bernardo Lisker, director internacional de MITRE, una corporación con sede en Massachusetts, ha advertido que utilizar la base de Santa Lucía como una terminal aérea complementaria del actual aeropuerto de la CDMX “es inviable por razones de seguridad y capacidad”.

Lo de la base militar en el municipio de Tizayuca, Hidalgo, lo anunció el hoy Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, a lo largo de su campaña y lo ha reiterado después de su arrollador triunfo electoral y ha insistido en ello por la cuantiosa inversión que requerirá.

De optar el nuevo gobierno por ese proyecto, la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), en caso de no ser concesionada a inversionistas privados –con lo que éstos ganarían una fortuna en ello–, será cancelada y se tendrán que pagar 100 mil millones de pesos por indemnizaciones a las empresas que participan en esa obra, que lleva un avance de casi el 40 por ciento.

La declaración de Jiménez Espríú fue hecha después de una reunión con el próximo Presidente quien, por lo visto y a pesar de que niega que vaya a inclinar la balanza sobre el futuro de la nueva terminal aérea, sigue decidido a que se construyan las dos pistas en la base militar, lo que obligaría a la Secretaría de la Defensa Nacional a buscar otra en algún lugar de la República.

Francisco Cárdenas Cruz
Francisco Cárdenas Cruz

Latest posts by Francisco Cárdenas Cruz (see all)