Miércoles 30.09.2020 - 16:38

Ante más de 50 mil personas Wirikuta Fest deja mensaje de paz

El gato doble
Por:

Música y paz en el festival

Por Faga Navarrete

México.- Una fiesta de color y el mensaje de paz fungió como principal protagonista, el público a una sola voz gritó “No están solos”, “No están solos” en cada intervención de los voceros wixáricas, mientras que una a una las bandas entregaron su música a la causa dejando atrás su protagonismo y complaciendo con sus éxitos a más de 50 mil asistentes.

Caifanes, encargado de cerrar con broche de oro el Wirikuta Fest subrayó: “Hoy es un día muy especial. Hoy no existen rockstars. Hoy lo que rige es la unión, la solidaridad y sobre todo estar juntos por nuestro hermanos indígenas”, expresó Saúl Hernández luego de interpretar “Dioses ocultos”, “Viento” y “Cielo”.

“Al mexicano se le respeta, su lugar y su condición, su filosofía y su estructura. Gracias a un colectivo de gente llena de luz están pasando muchas cosas.

Contengan los aplausos y pidan con los ojos cerrados por Wirikuta, para que nadie le haga daño”, dijo el cantante como carta de presentación al tema “Ayer me dijo un ave”, que fue recibido en medio de una ovación que esperó pacientemente 10 horas para ver esa magia de Caifanes que a un año de su regreso sigue teniendo “la raza” a sus pies.

La participación de Enrique Bunbury fue acogida con una carta sobre el activismo de los jóvenes en México y España, que el ex líder de Héroes del silencio leyó antes de interpretar su primer tema a un público que quedó agitado al disfrutar a Café Tacvba.

“Ingrata”, “Chilanga banda” y “Chica banda”, fueron algunas de las emblemáticas canciones que hicieron temblar el piso del Foro Sol. “Deseamos que este festival lo estén disfrutando a toda madre.

Gracias a ustedes estamos mandando un mensaje, un buen pensamiento y un buen apoyo para la defensa de Wirikuta. Lo que está sucediendo en Wirikuta está pasando en todas partes, se está contaminando el agua y la tierra.

El saqueo que estamos viviendo hoy día parece como si asistiéramos a la gran venta total del fin del mundo, la clase política vendiéndolo todo y la clase gerencial comprándolo todo”, apuntó Rubén Albarrán, voz de Cafa Tacvba.

Calle 13, el trío de hermanos boricuas fue de los más esperados en el Wirikuta Fest, quienes no dejaron de aplaudir el movimiento de los estudiantes mexicanos. Sonidero Mestizo inundó de alegría y baile su presentación, complaciendo con el tema “Kumbala” de Maldita Vecindad.

Una fusión de ritmos latinos y rock desfiló en los escenarios del festival desde las 13:00 horas que comenzó la verbena musical hasta los primeros minutos de ayer.

La gente llegó poco a poco, algunos ubicados en el escenario rojo Xure, escucharon a Lengualerta y a la controversial Amandititita, o bien recorrieron el circuito wixárika, donde se puso a la venta la artesanía elaborada por el pueblo huichol.

Otros se animaron a entrar al temazcal, con el objetivo de dejar atrás la energía negativa, para entregarse a consciencia a las demandas sociales a través de la música.

El dato: El colectivo español Payasos en rebeldía, que usa la técnica clown, entretuvo a los escasos niños que asistieron al festival en la Aldea de los niños. La compañía ha recorrido lugares en conflicto como Palestina.

El número: 600 mil firmas pidieron como mínimo las autoridades a la Defensa de Wirikuta, que ubicados en varios puestos del tianguis wixárika explicaron los objetivos a alcanzar, resaltando el respeto por los pueblos originarios.

Las frases: Saúl Hernández, voz de Caifanes “Hoy no existen rockstars. Hoy lo que rige es la unión, la solidaridad y sobre todo estar juntos por nuestro hermanos indígenas”.

Rubén Albarrán, voz de Café Tacvba “Gracias a ustedes (público) estamos mandando un mensaje, un buen pensamiento y un buen apoyo para la defensa de Wirikuta”.

Roco Pachukote, voz de Sonidero Mestizo “La larga noche de 500 años cerró su obscuridad, los pueblos indígenas originarios de este continente resonarán en los corazones de todo el mundo”.

Calle 13, trío boricua “Desde Puerto Rico venimos apoyar la causa wixárika que no sólo pasa aquí, sino en toda Latinoamérica; un pueblo vivo es lo que va a cambiar todo”.