Busca la custodia de sus mellizos

Abren diálogo con maestros en Puebla
Por:
  • larazon

Foto Especial

El actor estadounidense Charlie Sheen quien se divorció de su esposa Brooke Mueller hace un par de meses, busca obtener la custodia de sus hijos Max y Bob, por lo que se presentó ayer por la mañana ante un juez en el Tribunal de Los Ángeles.

A pesar de que su divorcio se hace oficial hasta el 2 de mayo, el ex protagonista de la serie estadounidense Two and a half men, desea a toda costa que sus mellizos, de dos años de edad, permanezcan con él e incluso tiene pensado pedir al juez, que se hace cargo de su caso familiar, un permiso para que los niños lo puedan acompañar de gira por varias ciudades de EU, en las que presentará su show My violent torpedo of truth.

No sólo Sheen está en problemas legales por consumo de drogas; Muller también, y hace unos días se supo que la ex mujer del actor había entrado de nueva cuenta en rehabilitación, a pesar de que ayer también estuvo presente en la audiencia a puertas cerradas.

El juez de la Corte Superior de Los Ángeles, Hank Goldberg, selló el contenido de la audiencia por solicitud del abogado de Mueller, quien alegó que iba “en beneficio de los niños” por “temas de abuso y otros asuntos incendiarios y emocionales”.

La ex pareja tenía un acuerdo legal en el que sentaron por escrito que tenían que someterse a pruebas aleatorias de drogas y en caso de no superarlas, perderían los dos el derecho de convivir con sus pequeños.

Desde hace algún tiempo, Sheen y Mueller se han enfrentado varias veces, incluso Brooke acusó a Charlie de haberla amenazado con una navaja, sin embargo, llegaron a un acuerdo y ella retiró la petición de una orden de restricción que había solicitado.