Cazafantasmas vuelve con su debate racial

Cazafantasmas vuelve con su debate racial
Por:

Tras una larga la espera Cazafantasmas vuelve a la pantalla grande. Treinta y dos años pasaron desde el estreno de la cinta dirigida por Ivan Reitman y protagonizada por Bill Murray, Rick Moranis y Dan Aykroyd. En esta ocasión, Paul Feig aporta aire fresco con unas protagonistas femeninas: Melissa McCarthy, Leslie Jones y Kate McKinnon, todas cargadas con su respectivos equipos de protones y al mando del ECTO-1. Una decisión que resultó polémica. Algunos fans incondicionales se dedicaron a arremeter contra ésta en redes sociales, lo que provocó que Feig acabara mandándolos “a la mierda”.

La polémica con sus detractores apenas era el comienzo. En YouTube, el tráiler oficial llegó a un millón de “no me gusta” y miles de comentarios negativos hacia la cinta y sus actrices. Pero la razón principal por la que Paul Feig decidió elegir a mujeres para protagonizar la cinta es porquehoy las actrices más graciosas son féminas. “Para mí, McCarthy es hilarante, no me importa el aspecto que tenga, sino que sea graciosa y muy profesional”, señala.

El director reconoce haber rechazado el proyecto cuando Sony se lo ofreció. No entendía muy bien el sentido de hacer un reboot de un clásico como Los Cazafantasmas, considerada una de las mejores comedias de todos los tiempos. El cambio de roles de los protagonistas fue precisamente lo que hizo cambiar de opinión a Feig.

Sin embargo, no sólo el género ha provocado críticas. También la cuestión racial. De las cuatros actrices principales, una de ellas, la afroamericana Leslie Jones, ha iniciado otro debate para añadir todavía más ingredientes a la controversia. Interpreta a una empleada del metro de Nueva York, mientras que las otras tres actrices (de raza blanca) son científicas. Esto ha generado disgustos debido a la perpetuación de actores en papeles menos interesantes o con menos educación. Ya en su día Ernie Hudson, quien daba vida a Winston Zeddmore en la película original, no empezó precisamente con buen pie al ser relegado a la mitad de la cinta.

Por aquel entonces la marginación a los actores de color no transcendía demasiado en Hollywood, pero hoy día, como pudimos ver en la pasada edición de los Oscar, el clima cultural y racial es muy diferente y no se pueden dar pasos en falso. Taj Rani, editor asociado de Black Entertainment TV, hizo hincapié recientemente en que “es importante que las actrices negras representen de forma digna a su raza”. De momento, el estreno de Cazafantasmas en Estados Unidos, previo a su llegada a México, no ha sido todo lo bueno que esperaban. En el primer fin de semana se recaudaron 46 millones de dólares y la película va a necesitar de todo el apoyo internacional para poder llegar a los 300 millones y de esta manera recuperar lo invertido.

A pesar de ello, el presidente de marketing y distribución de Sony es optimista y considera que las próximas semanas serán claves para que se coloque en un buen lugar. Él, sin duda, cree en ella.