Chacho, un loco de jazz

Chacho, un loco de jazz
Por:
  • larazon

Por Rocío Macías

Desde niño la música lo sedujo, a los cinco años acarició por primera vez las teclas de un piano, al tiempo que se fascinaba al ver las largas piernas de las bailarinas que tomaban clase con su madre y danzaban al ritmo de Chopin.

Chacho Gaytán está atado irremediablemente al jazz, género que considera es, la base de su trabajo. Es por eso que hace más de un año decidió alimentarse y disfrutar del ritmo con su agrupación Manzana Jazz Band, la cual es resultado de muchos años de experiencia como músico. Admirador y alumno de maestros como Enrique Nery “definitivamente mi maestro”, Ulises Boñi, Víctor Patrón y Roberto Arballo Betuco, Gaytán aporta su talento al escenario jazzístico en México.

En entrevista con La Razón, Chacho explica: “todos los conciertos son totalmente diferentes, aunque a veces toquemos los mismos temas. El trabajo requiere de mucha concentración, pero a la vez es muy divertido, trabajamos muy padre juntos, componiendo y tocando”.

Dentro de las influencias de Chacho, comenta, “admiro a Chick Corea, es un maestrazo; bueno, es un extraterrestre (risas) y por supuesto que lo voy a ir a ver ahora que viene. También admiro a Gonzalo Rubalcaba, Michel Camilo, Diane Crall, Herbie Hancock, Oscar Peterson, Art Tatum Thelonious Monk. Y me permito comentar que uno de los pianistas que siempre he admirado es Dudley Moore. Su obra me encanta, tengo varios discos de él, aunque mucha gente sólo lo conoce como actor. Lo recomiendo”.

Director de orquesta de musicales como West Side Story, Emperadores de la Antártida y Que Plantón, Chacho dice que muchas veces no ha sido fácil combinar el jazz con lo más popular, “porque mucha gente cree que el jazz no es una música accesible, a pesar de lo que hacemos en Manzana no es algo así como free jazz o algo muy rebuscado”.

Sin embargo, también “se está viendo que la gente cada vez tiene más información, vienen más músicos internacionales y en consecuencia se abre un mayor nicho para los músicos de aquí y para la gente a la que le gusta el jazz. Eso es parte del mismo género, el jazz es libertad y eso lo reflejan los intérpretes y sus seguidores. También nosotros en nuestro primer disco, que ya está listo y dentro de poco ya estará en tiendas”. Mañana la banda se presenta en un local de Polanco con temas que fusionan swing, funk y blues.