Disquero Razonado

Busca PAN diseñar una plataforma audaz, disruptiva e innovadora rumbo al 2018
Por:

Las grandes canciones que debes escuchar antes del fin del mundo .

Vol. 1, 70. Sony Music, 2012. Apremiante vaticinio musical en cuatro álbumes de 62 temas que fueron éxitos en los 70. Elvis Presley, Bob Dylan, Santana, Michael Jackson, Barry Manilow, Earth, Wind & Fire, Lou Reed, Argent, Dan Hartman, Albert Hammond, Eric Carmen, Pilot, Ocean, Blondie, Kansas, The Alan Parsons Project... Compendio desbordado de morriñas: distancia de más de 30 años y estas composiciones se escuchan aún con la fuerza que las encumbró en el gusto del público, de una generación, que hoy ronda la edad de los 50. Quién olvida: “Always On My Mind”/ Elvis Presley, “I Write The Songs”/Barry Manilow, “Dammed If I Do”/The Alan Parsons Project, “September”/Earth, Wind & Fire, “Knockin’ On Heaven’s Door”/Bob Dylan, “God Gave Rock And Roll To You”/ Argent, “Don’t Stop ‘Til You Get Enough”/Michael Jackson, “Magit”/Pilot, “Oye cómo va”/Santana... Suculento banquete que transita entre el rock latino, el pop, el soul, el rock, R & B, rock alternativo, funk y folk. Sí, no cabe duda: si el mundo se va acabar hay que llevarse a la tumba los retumbos de todas estas canciones.

David Garrett / Pure Classics. Grammophon, Universal Music, 2012. El alemán David Garrett ostenta el Guinness World Records como el violinista más rápido del mundo: tocó El vuelo del Moscardón (Nikolái Rimski-Korsakov) en 65.26 segundos (12 notas por segundo). En Pure Classics aborda a Mozart, Paganini, Bach, Beethoven, Julius Conus y Tchaikovski. Fragmentos de sonatas y movimientos de conciertos complementados con los Caprichos 1, 4, 6, 9, 13 y 24 del legendario violinista genovés Niccoló Paganini. Chamber Orchestra of Europe, conducida por Claudio Abbado y Russian National Orchestra bajo la batuta de Mikhail Pletnev. Velocidad y precisión en los Caprichos y contención en el “Adagio” del Concierto para violín del ruso Conus. Ejecución de Mozart (Allegro Maestoso del Violin Concerto K. 271) y Bach (Partita BMW 1004: Giga) en correcta alocución instrumental dentro de los estereotipos de cualquier concertino. Álbum recomendable.

The Giuseppi Logan Quintet . Tompkins Square, 2010. Alegre noticia, saber del paradero del saxofonista, baterista y pianista Giuseppi Logan (Philadelphia, 1935), figura clave del free jazz en los escenarios neoyorquinos de los años 60. Colaborador de Earl Bostic, Archie Shepp, Pharoach Sanders y Bill Dixon; loco majestuoso de extravagante virtuosismo en el sax (alto y tenor), flauta, clarinete bajo, oboe, piano… Forma cuarteto con Eddie Gómez (contrabajo), Don Pullen (piano) y Milford Graves (percusiones) de cierta repercusión en los espacios posthard y free: Giuseppi Logan Quartet. 1970: desaparece durante más de 30 años. The Giuseppi Logan Quintet marca su retorno a los estudios de grabación. Piano (Dave Burrell), contrabajo (Francois Grillot), trompeta/clarinete bajo (Matt Lavelle), batería (Warren Smith) y sax/piano (Giuseppi Logan) en 8 composiciones que viajan del hard al free en propuesta de resplandores prodigiosos: improvisaciones que sobrepasan algunos pasajes melódicos desentonados. Los amantes del jazz se regocijan ante el mítico Logan. “Modes” (Logan), “Blues Moon” (Rodgers/Hart) o “Bop Dues” (Logan): vendimias sonoras sorprendentes. La clásica “Freddie Freeloader” (Miles Davis), sencillamente radiante: nostalgia de pasmosa habilidad improvisatoria.